Subscribe:

Blogroll

jueves, 15 de enero de 2009

De buenos y malos (I)

Nunca comprenderé del todo esta manía nuestra de dividir el mundo en buenos y malos. En el siglo III, los maniqueos comprendían el mundo como una lucha eterna entre el bien y el mal donde todo quedaba perfectamente alineado en uno u otro lado. No sé porqué, pero tenemos por costumbre hacernos dueños del juicio y de la capacidad de decidir siempre quiénes son los buenos y quiénes los malos. Y claro, normalmente los buenos son los míos, o los de mi cuerda, o los que me son simpáticos o los que me dan pena... los malos siempre son los otros (eso sin duda).

Es como ir al cine y ver una buena película... donde son buenos los civilizados romanos y malos los bárbaros que se resisten a ellos; son buenos los pobres colonos ingleses y malos los salvajes indios norteamericanos; son buenos los devotos nacionales en su cruzada contra los pérfidos rojos...
Aunque de repente ve uno otra película y resulta que buenos son los autóctonos que defienden su tierra de la Roma imperialista; buenos son los ingenuos indios y malos los crueles ingleses que los invaden; buenos los legítimos republicanos sufriendo el golpe de estado militar y fascista...
Y que quede claro que a mí me gustan las películas de buenos y malos... y me gusta tener claro que Leia, Luke y los rebeldes de la alianza son los buenos y que el Imperio con todos sus ejércitos son los malos, aunque eso fue hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana... y ni siquiera allí los buenos fueron siempre buenos ni los malos fueron siempre malos...

Un poco más cerca y bastante más actualmente, hace días que estoy escuchando juicios sobre buenos y malos. Especialmente en Tierra Santa, mucha gente lo tiene clarísimo: los palestinos son los buenos y los judíos (osea, los israelitas) los malos (o viceversa, que aunque al menos a mi alrededor es más escasa, también existe esa postura).


Pero lo único seguro es que mientras seguimos juzgando y condenando, en ese rinconcito del mundo –como en otros– está muriendo mucha gente (me da igual que sean palestinos o judíos –o congoleses–).
Yo quiero optar por la paz, me encantaría manifestarme y decir a todos que quiero la paz, pero cuando pretendo hacerlo me obligan a tomar parte y yo no quiero... quiero la paz, quiero ser partidario de Palestina y partidario de Israel. ¿No puedo serlo?

Seguiré pensándolo...

17 cosas que me dicen:

Matritensis dijo...

Si vis pacem, para bellum, yo creo que la paz está tan sobrevalorada como el amor, se han idealizado tanto que no nos damos cuenta de que la maldad y la guerra está en nuestro ser, si no fuese así no seríamos humanos.

¡Ojo! no quiero decir que quiera la guerra, quiero la paz

Gloria dijo...

Oh Padre, estoy de acuerdo con Ud. siempre a uno le está diciendo a tú eres "progre" o no tú eres"integrista" como ejemplo, amí me destroza esta guerra (que creo ques un problema de poder, de gobiernos,y de ambición) por un lado Gaza está tan desamaparada tan mal, (no hay proporción) y la mayoría de los muertos son civiles (especialmente niños, muchos niños) me parte el alma. y por otro lado tengo amigos judíos que además no están de acuerdo con esta guerra, pero que injerencia tiene uno en los gobiernos?? nula eso es lo terrible, hoy día bombardearon el edificio de la ONU en Gaza, o sea quedaran más indefensos aún y no tienen donde ir. Gloria

Octavio dijo...

Magnífica reflexión, Lorenzo. Mientras simplifiquemos y dividamos en buenos y malos no podremos hallar la solución a tanta muerte injusta (valga la redundancia). Nadie tiene toda la razón y todo análisis que no admita esta premisa está condenado al fracaso.

soy+pequeno dijo...

iSRaeL es 1 DeMoCRaCia y en PaLeSTiNa GoBieRNaN TeRRoRiSTaS.
En eL PriMeRo PueDeS EsTaR En CoNTRa DeL GoBieRNo y La GueRRa DeCiRLo y MaNiFeSTaRTe en eL SeGuNDo no HaY HueV... PaRa OPiNaR eN aLTa VoZ... ¿a Q a LoS VaSCoS LeS SueNa d aLGo?

princesa Tanizaki dijo...

Buenos/Malos. ¿Quién mató a Jesús? ¿Los buenos o los malos?
----------------------------------

A Jesús lo asesinaron los buenos de turno, los más respetados y creídos en aquella sociedad. A Jesús lo mataron los escribas, los fariseos y sacerdotes (Anthony de Mello,s.j.)

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Me alegro deque hagas esa pregunta:Cuando yo era pequeño, los malos eran los judíos, porque ellos mataron a Jesús, nos lo decían el la iglesia, los curas que espero no sean como tú. Después los malos eran los árabes, que invadieron España, también los decían los curas, como tú o no. Los que educan a los niños son los que los enseñan a diferenciar los buenos de los buenos, los adoctrinadores. Perdone Padre.

Guerrera de la LUZ dijo...

Completamente de acuerdo padre, aqui no hay buenos ni malos, hay incapaces de dialogar y llegar a otro tipo de soluciones.

Un abrazo.

Miguel Ángel dijo...

No es cuestión de buenos o malos, sino de quiénes son víctimas y quiénes victimarios.

1000 muertos no son demasiados, son una enormidad.

Por supuesto que ya no somos inocentes, ni a la mala ni a la buena, y el pueblo paga con vidas…

No creo que se pueda ser imparcial en esta historia mientras sigan muriendo niños, mujeres y hombres.

Juan Cairós dijo...

Estás lleno de humanidad y tolerancia, es precioso y reconfortante!

ANTONIO SEBASTIÁN dijo...

yo creo que si puedes serlo. Puedes ser partidario de PALESTINA e ISRAEL.
Mi visión sobre todo eso es clara. Hubo una tregua, que me da la impresión de que los terroristas de HAMAS estaban deseando reventar. Y así lo hicieron, disparando misiles contra civiles judios.

YA QUE HABÍA UNA TREGUA, LO LÓGICO HUBIERA SIDO MANTENERLA POTENCIARLA, CONSOLIDARLA, AFIRMARLA Y EMPLEARSE A FONDO PARA QUE FUERA ALGO PARA SIEMPRE.

Con ese ataque solo perdemos todos, empezando por los ciudadanos anónimos palestinos.

E ISRAEL, respondió como los terroristas de HAMAS sabían que iban a responder. (Sinceramente no creo que los terroristas no supieran que es lo que iba a pasar. A estas alturas de la película, es algo que no pilla de sorpresa a nadie)
Pues ISRAEL respondió casi con la misma brutalidad que PUTIN en CHECHENIA, que no dejó piedra sobre piedra.

En fin, que entre todos la mataron y ella sola se murió.

De nuevo gana la BARBARIE y de nuevo perdemos todos. TODOS PERDEMOS cuando no hay PAZ.

Y ahora hay menos PAZ.
Mi reflexión es que antes de esta locura de TIERRA SANTA, de esta explosión de SINSENTIDO, de VIOLENCIA despreciable, existían guerras, por las que nadie se manifiesta y que las sigue habiendo. Guerras por las que nadie se manifiesta, por las que nadie llora, ni grita, ni hace nada de nada.
Esta reflexión me abre las carnes y la conciencia. Me arranca las lágrimas.
Hay hermanos nuestros sumergidos y sometidos a la más perversa brutalidad, y solo reciben de nosotros olvido e indiferencia.
¡¡¡¡ Si en este mundo solo existiera la BARBARIE de TIERRA SANTA, solo habría uno solo!!!!! Pero hay más mucho más.
Por favor, salgamos a ayudar a todos esos hermanos ignorados.
DIOS te bendiga.
Saludos
ANTONIO

maria jesus dijo...

Poder, se puede, ser partidario de los dos , me refiero; pero manifestarlo , no nos dejan.

X dijo...

Aunque sea desmarcarme un poco del tema (que en realidad no) aprovecho mi frikismo de Star Wars para confesar que yo siempre he sido "imperial" y que para mí "los malos" eran los rebeldes. Obviamente nunca he creído en eso de buenos y malos (bueno, nunca no, a partir de cierta edad) pero si tuviera que elegir, la Alianza Rebelde, como su propio nombre indica, es una organización (terrorista, cabe añadir) que pretende acabar con el régimen establecido (el Imperio Galáctico) y que no llora precisamente los cadáveres que va dejando a su paso (¿cuántas personas murieron en las dos Estrellas de la Muerte? Luke podría haber estado en una de ellas si su tío no se lo hubiera impedido). En realidad, esta saga que tan claro parece dejar quiénes son los buenos y quiénes los malos resulta ser (y por ello estoy enamorado de ella) un brutal ejercicio de política y retórica. "Los malos" de la Nueva Trilogía son los de la Confederación de Sistemas Independientes, que es la organización "madre" que más tarde será la Alianza Rebelde, esto es, los disidentes de la República ("los buenos", más tarde Imperio, "los malos"). Chocante, ¿no? Y luego hay gente que dice que las tres nuevas son una mierda...

En fin, fin (valga la tal) del comentario friki.

Ahora que ya sabemos que no hay buenos y malos, una reflexión: bombas contra piedras no es una lucha justa.

Nelson Diaz dijo...

Cuanta razon hay en sus palabras, las cuales con todo y su sabiduria muchos podrian contradecirlas con brillantes argumentos, esa es la naturaleza humana sobre la que tanto cuesta sobreponer el poder de nuestra Naturaleza Divina. Un abrazo padre Lorenzo. Espero pronto verlo de nuevo por mi blog. Exitos

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

La iglesia católica ¿aprueba matar terroristas? otra pregunta ¿Cuales son los pobres en Oriente Medio para la iglesia? ¿Cristo está con los ricos en esta guerra? ¿No era Cristo un terrorista (revolucionario) y por eso lo mataron...si existió?

amor dijo...

claro que puedes (omito la primera parte de la cita porque sé que la conoces):

"... porque ellos serán llamados hijos de dios"

mi abrazo

santiago

El Peregrino Ruso dijo...

Padre no se vaya tan lejos para ver el maniqueismo, esta muy inmenso y extendido en su diocesis que es la mias. No hay termino medio, tus compañeros te condenan pronto o te ensalza, tambien depende de lo pelotas que sean para juzgar, a sus propios compañeros. La guerra esta en casa, no se vaya usted a Oriente y mire Jerez, que pronto marginan a compañeros se le pone etiquetas y ya está. El maniqueismo donde mejor se ha vivido ha sido en la Iglesia, nos encanta poner buenos y malos.

Un cura dijo...

Dicen que más vale tarde que nunca, os respondo.

Maritrensis, gracias por comentar. Yo no creo que el mal forme parte de nuestro ser humano, precisamente es nuestra deformación.

Gloria, gracias por pasar por aquí y por tu comentario. Nadie puede estar de acuerdo con esta guerra, ni judíos, ni musulmanes, ni cristianos. Ojalá unidos hagamos fuerza para llegar a la paz.

Gracias Octavio por tu visita y por tu comentario.

+Pequeño, siempre bienvenido con tu comentario, te veo muy político ¿eh?. Un abrazo

Princesa Takinaki, a Jesús lo mató nuestro pecado, lo mató nuestro egoísmo y todos los dioses falsos que nos construimos, y él murió por nosotros, no porque fuésemos buenos (o malos) sino por amor.

Orientador P. Vázquez, yo no he conocido a esos curas de los que me hablas, y creeme que conozco a muchos. A mí los curas me han enseñado de que bueno es Dios y nosotros que somos a su imagen y semejanza (y cuando no lo somos es porque nos cargamos esa imagen). Por lo demás, no hay nada que perdonar, gracias por tu comentario.
Veo que después has vuelto a comentar. No entiendo bien lo que dices en tus preguntas (quiero decir que no sé de dónde salen) pero te las respondo, la Iglesia no aprueba ninguna muerte violenta tampoco la del terrorista. Los pobres en Oriente Medio son para la Iglesia todos los necesitados y todos los hombres, sin necesidad de mirar su carnet. Cristo está con todos sus hermanos, incluso con quienes no lo conocen o no lo aceptan y especialmente con todos los crucificados (o bombardeados o tiroteados), da igual que sean palestinos o israelíes.
Por otro lado, Cristo no era un terrorista, ni lo mataron por eso. Existió, eso sin duda, a nivel histórico está claro. Que fue revolucionario sí, tanto que hasta cambió el calendario... es la gran revolución en el mundo, la revolución del perdón, del amor, de la paz, de la entrega de uno mismo hasta el final... pero eso no es un terrorista (terrorista es el que usa el terror para conseguir sus fines), nada más lejos del que por amor a nosotros se hizo pobre y sin protestas, lleno de amor se entregó en la cruz (como cordero llevado al matadero, dice Isaías).

Espero que todos sigamos aprendiendo de su entrega.

Guerrera de la luz... que aprendamos todos de esa necesidad.

Miguel Ángel, creo que victimas son todos (somos todos), un solo muerto es ya demasiado. No me considero imparcial, al contrario, me considero totalmente parcial, tanto que estoy de parte de todos los hombres, mujeres, niños que mueren en las dos partes, y me da igual qué etiqueta lleve el féretro. Gracias por tu comentario, que la injusticia siempre nos revuelva.

Juan Cairós, creo en la humanidad y en la tolerancia de todo lo tolerable (no creo que haya que tolerarlo todo, qué conste). Gracias por tu visita y tu comentario.

Antonio Sebastián. Gracias por tu visión y tu opinión en todo este tema. Espero que el dolor de los demás siempre nos abra las carnes y la conciencia y nos arranque lágrimas.

María Jesús, coincidimos, muchas gracias por tu visita y comentario.

X, te has adelantado a la segunda parte de este post (o tal vez la tercera), pero me alegra coincidir contigo en tanto. Se ve que no va desencaminada esa reflexión freaky que ya compartiremos.

Nelson Díaz, gracias por tu visita y por tus deseos.

Santiago (amor), gracias también a ti.

Peregrino Ruso, ya te digo desde el principio que el maniqueísmo está por todos lados, pero no estoy de acuerdo en que donde mejor se haya vivido sea en la Iglesia, donde siempre me han enseñado que el trigo y la cizaña crecen juntos... que toda persona tiene derecho a otra oportunidad... que Dios hace salir el sol sobre justos e injustos. Mi experiencia es distinta, a pesar de las debilidades de muchos. Precisamente también en eso intento evitar poner etiquetas.

Gracias a todos.