Subscribe:

Blogroll

viernes, 20 de febrero de 2009

A mis treinta y tres (2 de 5)

La segunda foto es una foto rara, tal vez no es demasiado bonita, ni como foto, ni por lo que representa, pero a mí me encanta.

Es una foto de mi parroquia en plena obra, una obra que ha durado unos meses (y aún no termina). El día que la tomé en concreto fue un sábado de este verano, un sábado precioso en el que casi treinta personas estuvieron echando un cable en la parroquia, niños, jóvenes, adultos, varones y mujeres, de cerca o de lejos... cada uno hizo lo que pudo (tirar muros, sacar escombros, lijar madera, mover muebles, traer gazpacho...), así se hace comunidad.
Es una imagen que me define porque es lo que entiendo por ser párroco. No hacer obras, sino crear comunidad, hacer que entre todos construyamos –como podamos– la Iglesia del Señor Jesús...
¡Qué alegría formar parte de esta Iglesia donde todos podemos poner nuestra piedra!
¡Qué alegría ser piedras vivas de esta Iglesia -incluso con nuestros límites-!

Ogni uomo semplice porta in cuore un sogno,
con amore ed umiltà potrà costruirlo
Se con fede tu saprai vivere umilmente,
più felice tu sarai anche senza niente.

Se vorrai ogni giorno, con il tuo sudore,
una pietra dopo l'altra alto arriverai.

Nella vita semplice troverai la strada
che la calma donerà al tuo cuore puro.
E le gioie semplici sono le più belle,
sono quelle che alla fine sono le più grandi.

Dai e dai ogni giorno, con il tuo sudore,
una pietra dopo l'altra alto arriverai.
(Mañana más...)

4 cosas que me dicen:

Anónimo dijo...

Me gusta lo que dices: "Ser piedras vivas de la Iglesia" Me parece que debes ser un buen parroco.

magunchi dijo...

HOla!! Me haces acordar a mi parroquia, que de vez en cuando visito, y que tambien fue creciendo de a poco, con esfuerzos de los vecinos y del Padre Gunter... Es lindo ver crecer y concretar metas, y tener ganas de seguir adelante, con tantas ansias que contagian.
De veras deseo que tu parroquia siga creciendo y que sea piedra viva, que se mantenga en pie :)

Lei el post anterior, y pienso lo mismo. Uno hace su camino y también hace historia, la de uno e influye en la de los demás. Me gusta el desafío de construir mi camino, de adentrarme a los bosques de la vida y maravillarme, encontrarme con personas y acompañarnos...

Te sigo leyendo!
Hasta luego :)
magui

Alfonso Sandoval dijo...

Pues si.... es importante pertenecer a una religión, y que mejor que en una donde todos convivamos en paz, no solo con las personas de nuestra misma creencia, sino con las personas que tienen difernetes formas de pensar y expresar....

Un cura dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Gracias por el piropo, Anónimo, sólo puedo decir que lo intento (lo de las "piedras vivas" ya lo dijo San Pablo, qué conste). Gracias, seas quien seas.

Magunchi, me alegra poder ofrecerte buenos recuerdos. Es precioso ver cómo todo avanza, y a veces, hasta luchar cuando nos estancamos... un paso tras otro, caminando; una piedra tras otra, construyendo. Gracias por tu paso, por tu comentario y por tu deseo. Bienvenida siempre.

Alfonso Sandoval, amigo, siempre compartir es importante. En paz, con fe y con respeto a todos. Gracias por pasar y por compartir.

Gracias a todos.