Subscribe:

Blogroll

lunes, 30 de marzo de 2009

Haciendo memoria (I de 3)

Una visitante del blog, me comentaba: "Durante miles de años el ser humano ha sufrido grandísimas aversiones que han atentado contra su vida y su dignidad. No recuerdo que la Iglesia se manifestara contra otras injusticias de una manera tan decidida. Ahora lo hace contra el aborto y se manifiesta por la vida, bueno, mejor tarde que nunca".
Aunque ya di una breve respuesta, creo que aún habría mucho que decir, por eso pensé en escribir una entrada sobre todo porque la historia puede demostrar bien lo contrario... (al final he escrito tres, y qué conste que he reducido todo lo posible).


Tal vez muchos no recordarán la posición de la Iglesia contra otras injusticias a lo largo de los siglos, pero sobre todo porque nuestra memoria es corta.

Podríamos empezar recordando las denuncias de Jesús a los fariseos, el perdón a la adúltera, y la defensa de cada ser humano de los primeros escritos de la Iglesia, afirmando incluso la igual dignidad de esclavos o libres (1Pe 2,18-19; 1Cor 7,20-24; Gál 3,26-28). El compromiso de la Iglesia por la justicia ha permanecido desde entonces.
La primera comunidad cristiana, por ejemplo, establecida ya en Roma, se negaba a someterse absolutamente al poder del Emperador romano y de ahí muchos de sus problemas. Los cristianos denunciaron las matanzas militares y los abusos de las tropas imperiales romanas, negándose a participar en ellas. También denunciaban el escándalo del circo y se retiraban de tan infame espectáculo, que llegó a estar totalmente prohibido para los cristianos (es curioso como habla de ello Agustín de Hipona en sus Confesiones). Ya entonces los intelectuales del Imperio acusaban al Cristianismo de ser una doctrina absurda e impensable y se burlaban de esos criterios.

Muchos cristianos murieron en las diez persecuciones de emperadores contra aquella primera Iglesia. Podríamos recordar, por ejemplo, a Lorenzo, repartiéndolo todo entre los pobres de Roma y presentándolos ante el emperador como los "tesoros de la Iglesia" –¡qué chulo que era mi santo patrón!)– (murió en una parrilla); o a Valentín, martirizado por defender el derecho de los soldados romanos a formar familia (de ahí que sea patrón de los enamorados); o a Ambrosio, prohibiendo al emperador Teodosio entrar en la Iglesia por ordenar una matanza en Tesalónica...
También podemos leer los textos de los Santos Padres, de Juan Crisóstomo o de Basilio defendiendo la dignidad de los pobres y la igualdad de todos los hombres. Destaco sólo una de sus admoniciones:

"¿Quieres honrar el cuerpo de Cristo? No lo abandones si se encuentra desnudo. No le rindas honores aquí, en el templo, para después descuidarlo ahí afuera, donde sufre a causa del frío y la desnudez".

Crisóstomo, denostado por la alta sociedad, fue mandado al destierro, su discurso ya entonces era incómodo.

13 cosas que me dicen:

Gonzalo dijo...

Posiblemente a Eudora haya que recomendarle, desde el cariño y entendiendo que es difícil ver lo que tantos quieren tapar, que sea capaz de buscar y mirar por sí misma para ser capaz de ver que no hay nada, ninguna institución o estado en la Historia de la Humanidad que se haya manifestado tantas veces y tan decididamente como la Iglesia Católica.

En muchas ocasiones, situándose en el centro de la crítica, el insulto y el desprecio. En otras tantas, sin armar tanto ruido pero sí actuando allí dónde era necesario.

Hace unos días leía a un pobre infeliz comentar en una noticia en internet que la Iglesia lo que tenía que hacer era ayudar a los pobres y a los enfermos de SIDA. Cuando las críticas a la Iglesia tienen esa endeblez intelectual -aproximadamente el 50% de los enfermos de SIDA del mundo reciben ayuda y atención única y exclusivamente de la Iglesia, y para qué hablar de la ingente obra de atención a los pobres- podemos darnos cuenta de que ya no es cuestión de hacer más o menos, mejor o peor. Es cuestión de que hay una venda instalada en un gran sector de la sociedad y que quizá lo único que podemos hacer es lamentar que tanta gente esté encantada de que les cierren los ojos.

Saludos.

Eos dijo...

Muy buena entrada, te agradezco sinceramente estos datos y los que nos pongas en las otras dos entradas, miles de veces, en miles de discusiones he defendido qie la iglesia siempre se ha rebelado contra las injusticias.
Es curioso como la gente critica a la iglesia sin saber...

Tomás dijo...

la verdad que si que tenemos una memoria muy corta

tengo una pregunta para usted, tras una conversacion con un amigo, éste me decía, tras ver un documental, que la existencia de Jesús de Nazaret no está demostrada, a lo cual dije que eso no era cierto.

Me podría facilitar algún dato para poder desmontar el pensamiento de mi amigo

Gracias

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Creo que si te vas tan lejos en la historia (o en la leyenda) te tendrás que cruzar con episodios poco defensores de la vida de las prsonas... en general.

Eudora dijo...

No es malo recordar, no.

Últimamente, haciendo un repaso a la documentación sobre la historia de la comunidad judía en una determinada población repase unos artículos sobre la destrucción de muchas juderías en españa durante el XIV. Uno de los responsables de la destrucción masiva, un santo varón: San Vicente Ferrer.

En otra ocasión me metí, esta vez por decisión personal, en la historia de Francia. Qué habilidad la de Carlomagno evangelizando a los sajones, a los que no se convertían los pasaba a cuchillo.

Pero lo que más me ha gustado siempre es la historia de las altas instancias, los Richelieu, los Mazarino... hombres ejemplares,el primero, cardenal para más inri, supo mantener con extraordinaria habilidad un conflicto que duró 30 años pagando tropas protestantes y católicas según conveniencia.

Excuso hablar del valor de los Cisneros y los Torquemadas, estos si que eran hábiles.

Vamos pater, por cada historia que cuente podríamos sacar 25 que no nos mostrarían una iglesia tan encantadora. Pero eso así, las circustancias históricas son las que son, y el marcador, ya se lo dije, va siempre en contra, como para el resto de instituciones con poder.

santuario dijo...

Sin ánimo de polemizar yo intentaría crear una barrera entre Jesús (hombre-dios) y la iglesia católica, una iglesia cristiana más. Esta iglesia católica, regida por hombres y sus intereses, cometió errores tan rotundos como la Santa Inquisición (por decir sólo un ejemplo) y aciertos tan profundos y sensatos como ser el abanderado (junto con la monarquía española) en la defensa de la humanidad de los indígenas y, por tanto, de su identidad de ser humano. No olvidemos los libros de Fray Bartolomé de las Casas (un sevillano) dónde denunciaba las atrocidades cometidas por los conquistadores españoles en las dos tribus indígenas de La Española; dicho holocausto exterminó de un plumazo las dos razas indígenas caribeñas.
Yo digo que Jesús es una cosa, y que la Iglesia Católica es otra.
Amigo, de todos modos, valoro tu valentía en tus juicios y explicaciones. Santu

David Samayoa dijo...

Talvez la gente recuerde mas el sufrimiento y el dolor que ha generado la iglesia, mas que sus luchas por justicia social.

Un cura dijo...

Querido Gonzalo, llevas razón, es verdad que a veces se oculta la importancia que ha tenido la Iglesia y la decisión clara que siempre ha manifestado a favor del ser humano. Muchísimas gracias por tu aportación.

Eos, encantado de que os sirvan las entradas. Fijate, creí que iban a ganar el premio a los posts más aburridos y que iban a disparar los marcadores de "esto es un rollo". Gracias por tu comentario.

Tomás, sobre la existencia de Jesús como algo absolutamente demostrado puedes encontrar numerosos datos. No es un tema difícil y sobre él encontrarás mucho escrito. Te remito a las aportaciones de un estudioso como Antonio Piñero, por ejemplo.
http://blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php/2008/11/09/iexistio-jesus-realmente-y-5-
O al estudio profundo sobre el "Jesús histórico". En http://www.iglesia.cl/especiales/mesbiblia2006/articulos/aproximacion.pdf
Espero que te sirvan. Gracias.

P Vázquez, no tengo miedo de irme lejos en la historia (no en la leyenda pues todo lo que he señalado está documentado históricamente... seguro que otros se llevarían sorpresas si se adentraran. Gracias.

Eudora, me alegro de que profundices tanto en la historia,
Una vez más tengo que pedirle que tenga cuidado con leer la historia de modo sesgado.
- San Vicente Ferrer no fue responsable de la destrucción de juderías, en todo caso podría acusársele de lo contrario, de ser promotor de ofrecer a los judíos un lugar separado y por tanto de aislar las juderías. Por ejemplo, insistió en separar a los judíos conversos del resto de judíos para salvaguardar su fe, con lo cual, lejos de las especulaciones de la época, admitía la conversión de los judíos y no pedía la "pureza de sangre". Muchos judíos y musulmanes se convirtieron por su predicación, entre ellos importantes rabinos, lo que le ganó la enemistad y la crítica del resto de la judería; de este modo, al mismo tiempo que muchos autores lo presentan como el gran pacificador de la revuelta valenciana contra los judíos del año 1391, hay quien ha querido presentarlo, por el contrario, como un instigador. Lo cierto es que se encontraba ausente de la ciudad y que siempre rechazó enérgicamente todo atropello o lucha sangrienta con las minorías no cristianas, lo que se puede ver en sus pocos testimonios escritos. Quedan pruebas de sus expresiones duras de prevención a los cristianos (y especialmente a los judíos conversos) como de las condenas y denuncias a los propios cristianos por sus atropellos, exigiendo medidas enérgicas por parte de las autoridades.
- Con respecto al segundo personaje que nombra, Carlomagno, Rey de los francos, no es un eclesiástico, ni representó nunca a la Iglesia y deberías saber que el mismo Papa Adriano I condenó sus matanzas (además de contradecir su doctrina desde el Concilio de Nicea).
- Richelieu y Mazarino son dos personajes aislados, que además ocuparon el poder no en su condición de cardenales sino por su alcurnia (de hecho Mazarino cambiará el servicio del Papa por el de Francia). Tú misma destacas cómo Richelieu se apoyaba en los protestantes frente a los católicos cuando le convenía. Son hombres de estado, que no tuvieron un lugar destacado en la Iglesia y no sería lógico considerarlo como actores de la historia de la Iglesia.
De Cisneros y Torquemada podríamos hablar largo y tendido. Por cada personaje nefasto que me saque, puedo sacar 1000 de santos que hacen de la Iglesia una "experta en humanidad". En esta ocasión, el marcador va muy a favor, como podremos seguir viendo, Eudora. Gracias por darme la oportunidad de compartir todo esto.

Santuario, de los temas que tratas hablo en el post siguiente. Pero yo no crearía tanta diferencia entre Jesús y la Iglesia, que es continuadora de la misión de Jesús. Él la eligió desde los comienzos de su predicación y desde entonces, desde los primeros apóstoles, ha trasmitido su gracia y su evangelio hasta nuestros días. Gracias por tu comentario.

David Samayoa, ciertamente la gente prefiere recordar el sufrimiento al bien que ha traído la Iglesia al mundo. A muchos sigue interesándoles negar el valor que tuvo la lucha por la vida, los hospitales, la Universidad, las escuelas y la alfabetización universal... sin embargo, parece que hay que exagerar otros aspectos. De todos modos a Jesús también lo acusaron. Gracias por tu comentario.

Eudora dijo...

Lo siento pater. Pero a historias sesgadas no les gana nadie. Creo que es imposible mantener un diálogo con ustedes, en privado, en privado reconocen muchas cosas, pero en público se empeñana en hacer un absurdo lavado de cara.

La historia es la que es, la historiografía puede determinar lo que quiera en virtud de quien la escriba, pero la historia tiene datos objetivos que pueden dilucidarse.

A San Vicente Ferrer no se le ha colgado ningún san benito, se lo puso él mismo con sus maravillosos sermones. Luego podremos decir que él no queríia decir aquello que dijo a un montón de desarrapados incultos que no iban a actuar de otra manera que como lo hicieron en tantas ciudades de la península. Por unas no pasó, pero por otras sí, y las consecuencias fueron las que fueron. Si hubo alguien que quiso proteger las juderías fue Pedro I, muy a pesar de la iglesia y unos pocos nobles.

Mejor no hablemos de los santos, ni de 1000 ni de 2000, muchos ni siquiera tienen una biografía muy clara. Pero los hay que adoro, como santo Tomás Moro o santa Juana, la de Arco, ya sabe, esa que quemaron por "circustancias" que podría usted fácilmente explicar para que todos entedieramos que, en el fondo, la Iglesia no actúo por decisiones políticas maléficas, no, hasta le hizo un favor a la pobre Juana...

Gracias por utilizarme para su campaña promocional de lo buena que es la Iglesia históricamente.

Y a Gonzalo. Querido a mi no me tiene nadie que recomendar nada, me dedico a la historia de manera profesional. Mis juicios no son viscerales, ni sesgados, son objetivos, aunque siempre haya quien le encuentre la vuelta a todo y pretenda describirnos a algunos como antieclericales, porque no son capaces de enfrentarse a ciertas verdades. Hace siglos nadie se atrevía a censurar a un Fra Angelico por colocar cardenales y obispos en sus infiernos pintados, hoy día a ver quien se atreve si quiera a hablar de algo que paso hace quinientos años, dirán que ataca a la Iglesia. Afortunadamente nadie dice, cuando se habla del zar Nicolas II o de Isabel I, que se ataca a la monarquía... La Iglesia institucional, como siempre, pierde los nervios con facilidad.
Creo que este cura tan intuitivo ni siquiera ha comentado en mi blog más de 1 vez, así que me sorprende que me conozca hasta el punto de permitirse utilizarme para sus post.

Pero en fín, esto es lo que hay en esta caja tonta internáutica.

Un cura dijo...

Eudora, ¿resulta que cuando se dan opiniones distintas es imposible mantener un diálogo conmigo? ¿No es eso lo que estamos haciendo? No entiendo lo que usted cree que es dialogar, en ese caso.
La historia es la que es, y precisamente doy datos objetivos, y presento documentos que los acreditan. No hablo más que de los escritos de San Vicente, no de lo que se le atribuye legendariamente, sino de lo que se nos ha conservado... puede usted leerlo.
De santos podemos hablar largo y tendido, de todos los que tienen leyenda o de los que tienen una biografía muy clara... podemos hablar de santo Tomás Moro y de su valentía y opción libre, o de santa Juana de Arco, capaz de alcanzar la santidad –incluso posiblemente sufriendo una terrible esquizofrenia (que lo uno no es óbice para lo otro)-. De las tristes circunstancias que la llevaron a una muerte tan cruel ya he hablado en el otro post y ya he dicho lo que pienso. Lamentablemente en esos momentos, la Iglesia se convirtió en un eslabón más de la sociedad, adaptándose tanto a ella que perdió su fidelidad a Dios y al Evangelio. Eso, no obstante, no anula el resto de la historia.
Lamento que se haya sentido ofendida porque use su nombre y la enlace en mi blog. Como ve, ya lo he corregido, disculpe que haya mencionado su nick sin permiso (no pretendo conocerla, pero sí constatar que usted comentó con las palabras que ha señalado). No sabía que tenía obligación de comentar en su blog. Cuando crea que deba hacerlo o me apetezca lo haré, no se preocupe; usted puede seguir haciéndolo cuando quiera.
Como yo si creo que se puede dialogar y de hecho creo que es lo que llevamos haciendo varios días. Una vez más le agradezco lo que me permite compartir.

Gonzalo dijo...

Eudora, iba a contestarte más detenidamente pero intuyo en tu manera de expresarte que no tienes el mínimo interés. Así que no quiero molestarte, únicamente te comentaré una cosa sobre tu primera frase dirigida a mí:

"Y a Gonzalo. Querido a mi no me tiene nadie que recomendar nada, "

Me alegro por ti. A mí en muchas ocasiones sí me tienen que recomendar, y si es con buena intención, como era el caso (aunque tú consideres innecesario mi comentario), lo agradezco enormemente porque nunca se tienen suficientes referencias.

Saludos.

aLeBriJe dijo...

Excelente!! cada ves que vengo a este blog salgo con algo nuevo en la cabeza.

definitivamente uno aprende cosas nuevas cada dia, te doy las gracias por comaprtir no solo lo que piensas si no sustentar eso me parece muy oportuno!!


nos seguimos leyendo

aLeBriJe

Un cura dijo...

Gracias Gonzalo por tu comentario. Ciertamente, yo también agradeco como tú que me recomienden cosas. Muchas gracias.

Alebrije, desde luego que nos seguimos leyendo. No sabes cuánto me alegra ver que sigues bien después de este tiempo. Me alegro de que las cosas te puedan gustar o servir. Un saludo.