Subscribe:

Blogroll

jueves, 9 de abril de 2009

Viernes Santo

18 cosas que me dicen:

MARIETA dijo...

Qué hubiéraos hecho si de verdad estuviéramos ALLÍ?? Es muy fácil, decir hoy, en pleno S.XXI que yo no le negaría pero...... Y si hubiese estado allí??
No puedo ir a los oficios, estoy en cama, pero me toca reflexionar.
Reflexionar sobre quien sería yo si hubiese estado allí : Judas, Pedro, un romano??

Ana Belio dijo...

Especialmente te felicito estos días, debe de ser para ti un gran gozo interior celebrar estos días.

Si yo hubiera estado allí, habría sentido lo mismo que hoy cuando a mi alrededor veo injusticias, una gran pena y una gran impotencia, pero sin dejar de sonreir.

Un abrazo.

JoPo dijo...

¿ si yo hubiera estado alli?
con una mentalidad actual y sabiendo lo que se sabe?

sentiria pena por su situacion fisica y por la manipulacion que haran en elfuturo de su vida.

lo que me gustaria es estar antes de sucrucifixion y poder avisarle de ella.

y ademas ( si tuviese un wifi multi-pan-temporal ccn unos cuantos megas decentes) le ensaria un par de blogs. En uno le mostraria como un representante suyo argumenta que el estaba afavor de la pena capital y el otro como calla ante ese detalle ( apesar que tengo "fe" de que el no opina lo mismo) ¿que buen friki esta a favor de eso? yo no, por lo menos

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Pudiera ser que pudiera que si es cierto que vino una vez volviera una segunda: ¿crees que alguien lo creería por muchos seguidores que tuviera?¿Lo creería la iglesia?

soy+pequeno dijo...

GraCiaS SeÑoR!
:D

Daniel Gil Jiménez dijo...

Hola Lorenzo, para empezar te pido disculpas por no comentar mucho, pero estos dias estoy que no paro con las procesiones y tú seguro que tan poco con las celebraciones espirituales.

Preciosa entrada y muy buena pregunta,yo si hubiese estado allí no sabria que hacer, ya que Jesús sabía desde un principio su destino y a pesar de ello murió, pero simplemente por el hecho de amar a los demás.

Si hubiese estado allí hubiera pasado y aprendido todo lo posible de el.

Saludos.

El lobo estepario dijo...

Posiblemente nos hubieramos dejado llevar por la estupidez de la época, de todas las épocas.

Para descubrir a alguién como Jesús hay que tener los ojos muy abiertos y me temo que este es y era un mundo de seres durmientes.

Un abrazo.

santu dijo...

Dios mío! No me encaja eso de que los seres humanos estamos hechos a tu imagen y semejanza...

¿Si yo hubiera estado allí?... con toda probabilidad hubiera estado sufriendo contigo, amparándote y limpiándote en mi corazón, mas no sé si hubiera salido corriendo o las hubiera emprendido contra alguien como Pedro; sinceramente creo que nunca te hubiera negado (porque sé fechacientemente el daño profundísimo que hace la negación hacia un ser amado), igual te hubiera delatado por celos -como Judas, que dejó su vida tras la tuya y que, por tanto, muestra un cariz de amor de lo más profundo de tus seguidores).

No sé cómo hubiera sido mi comportamiento pero sí creo saber perfectamente cuál hubiera sido, desde entonces, mi lucha: seguir tu camino.

No obstante sí que me hubiera dado mucha pena decirte cómo los poderes futuros -iglesias y estados (el mismo poder malentendido del hombre)- te han utilizado desde entonces para hacer muchas veces lo mismo que te hicieron a ti, amor mío, con sus semejantes. Eso sí que me da mucha pena. Te hubiera preguntado si en el fondo tú querías que una institución siguiera tus pasos. No obstante, si ha sido así, supongo que se sigue el plan proyectado por ti, y el plan de nuestro Dios (No estoy contra la iglesia, estoy en contra de la hipocresía humana en todos sus terrenos).

En el fondo pienso que sí estuvimos allí..., es más, que continuamente estamos allí..., porque tu sufrimiento y padecimiento extremos lo seguimos experimentando y ¿qué hacemos cuando vemos tus ojos reflejados en los ojos de los más débiles?.

Me quedo con la esperanza que nos transmitistes, cripticamente, desde tu cruz: "Padre, perdónales porque no saben lo que hacen" y eso me hace pensar y creer en otro mundo más justo donde se respete al ser humano como tal de manera íntegra.

A las aladas almas de las rosas, esas que como tú padre mío, se desprenden de uno y fijan la memoria de los tiempos.

Te quiero papá (abbà).

Gracias padre y amigo Lorenzo por tu valentía, tu transparencia, tu sensatez y, sobre todo, por tu acercamiento al otro, codo a codo. Un abrazo.

Gonzalo dijo...

Preciosa entrada. Posiblemente muchos si hubiéramos estado allí nos habríamos hecho los locos, para no tener que enfrentarnos a la corriente y así mantener nuestra comodidad. Desgraciadamente así somos demasiadas veces.

Saludos.

Alfonso dijo...

Si hubiera estado alli, le hubiera contado en lo que se iba a convertir su muerte y resurreción, aquí.

soy+pequeno dijo...

FeLiZ PaSCua d ReSuRReCción LoReNZo!
:D

santu dijo...

Gracias soy+pequeño (que nombre más chulo, jeje), me uno a ti para darle a Lorenzo las felicidades por el sentimiento que nos transmite de ese Cristo humano. Gracias por seguir sus huellas, amigo.
Hoy es un día de alegría. Unámonos todos sin fisuras a celebrar las virtudes y valores de amor, misericordia, bondad y compasión que Jesús nos enseñó.

Un cura dijo...

Gracias por vuestros comentarios, y por la paciencia. Siento no haber podido responder en estos días...

Querida Marieta, gracias por tu comentario. Espero que te recuperes y que la reflexión te sirva durante estos días.

Ana Belio, gracias por tu felicitación. Ciertamente son días de una gran profundidad. Gracias.

Jopo, siento decirte que no comparto para nada tu comentario. Primero, podrías pensar que no te había respondido no por ignorar tu pregunta (ya la he respondido) sino porque no he podido entrar estos días en el blog –las entradas estaban programadas, obviamente-. Segundo, creo que es fácil escapar de la pregunta que la entrada plantea mirando a los demás y no a uno mismo... desafortunado comentario en mi opinión. No obstante, gracias.

P Vázquez, la Iglesia cree en su segunda venida y la espera y la desea con fervor. Muchos no lo reconocerán, querrían matarlo (tal vez antes de nacer), o burlarse, o reírse de él... pero creo que su Iglesia seguirá fiel, aún en lo pequeño, al pie de la cruz y con el corazón ardiente. Lo estuvo allí en el corazón de María la Madre y en las lágrimas de Pedro que en su traición, sólo supo llorar. Yo no me considero más valiente, ni más fuerte, ni más capaz. Pero lloro ante la cruz de Jesús y espero firmemente en su Resurrección, así lo hace toda su Iglesia. Gracias.

Soy+pequeño, damos juntos gracias a Dios. Feliz Pascua también a ti.

Daniel Gil Jiménez, no tienes ninguna obligación de comentar, muchacho. Tú tranquilo, espero que hayas disfrutado de estos días y de las celebraciones de Semana Santa... Gracias por tu respuesta, a la pregunta de esta entrada. Un saludo.

Lobo estepario, buena respuesta, creo que estoy bastante de acuerdo contigo. Gracias.
Santu, pues estamos hechos a su imagen y semejanza. Yo no soy capaz de asegurar como tú, que hubiese estado a su lado. No me fio de mi mismo ni de mi fidelidad. Aunque sí creo firmemente que la institución que sigue sus pasos, la que él quiso y fundó, a pesar de los abandonos y negaciones, sigue transmitiendo a todos el mensaje de lo que entonces sucedió. Gracias por tus comentarios y por lo que compartes. Feliz Pascua a ti también.

Gonzalo, comparto tu opinión también... a veces somos cobardes. Gracias.

Alfonso, me parece un poco pobre mirar en su muerte y resurrección sólo lo que nos separe de los demás. Creo que hay una profundidad tan grande en ese amor entregado por nosotros... por cada ser humano... A veces pienso que la tentación más fuerte de Jesús en la cruz debió ser saber que muchos no aceptarían tanto amor... no sería yo quien a pesar de todo, le dijera que no ha servido para nada. desafortunado comentario. Me llama la atención que en una entrada que pretenda situarnos ante la muerte de Jesús sólo nos dediquemos a juzgar a los demás y no a revisarnos a nosotros mismos. Gracias por tu comentario, de todos modos.

maga dijo...

Coincido con el lobo estepario... creo que igual nos hubiera invadido el temor de la época y hubiéramos seguido al resto.
Saludos! =)

Daniel Gil Jiménez dijo...

Jeje, no es ninguna obligación, me gusta comentar y expresar mi opinión y más en este Blog que merece mucho la pena, además, pienso que los comentarios dan más animos para seguir avanzando y crear más cosas para sentirte bien y hacer que todas las personas, de un modo u otro, se sientan bien por dentro. Ah y por cierto, llamame Dani, ya habra tiempo para llamarme con mi nombre completo, jeje.

Saludos.

Un cura dijo...

Maga, yo también coincido en parte con los dos, como dije antes. Gracias y saludos.

Gracias, Dani, también a ti, por tus palabras, y por los inmerecidos piropos que le echas a mi blog. Me alegro de que te guste comentar y expresarte y que elijas este blog para hacerlo, me siento honrado. Gracias y un abrazo.

Insanus dijo...

Hay un relato corto de 1975 de la ci-fi clásica norteamericana llamado "¡Vamos al Gólgota!", (Let´s go to Golgotha!)de Gary Kilworth, que aquí se publicó en una antología mixta en una colección ya desaparecida, que planteaba una original y desasosegante paradoja espacio-temporal.

Veréis, en ese relato, existía una agencia de viajes en el tiempo que ofrecían paquetes de turismo para eventos famosos de nuestra historia. Uno de los destinos más solicitados era ir a ver en directo los últimos días de Jesús. Para ello, cuando ya había un grupo numeroso de clientes para hacer rentable el salto en el tiempo (similar a cuando hay que llenar un vuelo charter), te daban un curso acelerado de la lengua natal (creo que aprendías el idioma con una pastillita, XD) y te caracterizaban con ropa y aspecto de la época. Entonces, capitaneados por un guía, el grueso de los turistas era catapultado a su particular tour. Las normas eran interactuar lo mínimo con la gente del lugar y no separarse del grupo. La visita incluía el excitante plus de asistir al momento en el que se le da a los judíos la posibilidad de liberar a Barrabás o a Jesús, ya sabéis, gritando el nombre del reo que desearan ver libre. Ahí, los turistas temporales debían gritar "¡Barrabás!", por aquello de no alterar el curso de los acontecimientos. Entonces, un avispado turista del grupo comprobaba, atónito, que la mayoría de los judíos estaban afligidos y tristes, y no elegían "¡Barrabás!", de modo que el griterío que condenó a Jesús, provenía, casi en su totalidad, de los obedientes turistas temporales, que vociferaban el nombre del bribón a un sorprendido Poncio Pilatos (que no conseguía quitarse el muerto de encima ni a tiros, jajaj).

Siempre me pareció colosal ese cuento, lo recomiendo.

Por aquí, la ficha del relato:http://www.tercerafundacion.es/biblioteca/ver/traduccion/37251

¿Qué hubiera hecho yo de estar allí? Recoger muestras de sangre, pelo (algún día será posible clonar a partir de la queratina) y tejidos. Tirar unas cuantas fotos. Y montar guardia en la gruta aquella, por supuesto, en primera línea ociosa con vistas a la resurreción, :).

Insanus dijo...

Ah, padre, el comentario mío anterior me recuerda a un libro que no estaba nada mal, y que viendo sus eclécticas aficiones en el blog, puede que le interese. Es una novela llamada "La sangre del Cordero", de Thomas Monteleone. Aquí se editó por Martinez Roca, pero ha vuelto ser lanzada por La Factoría de Ideas. No es una novela inolvidable (de hecho, es discretita, no es para tirar cohetes), pero el argumento daba mucho juego, y de seguro le resultará curioso: la clonación de Jesús a partir de sus restos orgánicos y las implicaciones que ello conlleva.

Buen blog, hasta otra!