Subscribe:

Blogroll

jueves, 10 de septiembre de 2009

Vuelta al cole

Hoy es ese día fatídicio y/o ilusionante para tantos niños y padres... el día de la vuelta al cole.
Hoy me contaban que para evitar "traumas" en muchos colegios los padres pasaban un ratito con los niños, que en otros, los niños sólo iban un par de horas... medidas muy sabias de nuestra sociedad muy evolucionada.
Hoy se han visto familias arremolinadas en torno a las puertas de los colegios, es curioso ver a los adultos con más miedo que a los críos espiándolos a través de las vallas, llamándolos insistentemente cuando los niños ya cansados querían jugar con sus amigos... es el afán, sin duda, de padres amorosos, aunque a veces demasiado cuidadosos... el año pasado, en Jerez, se organizaron manifestaciones porque un cambio en la circulación de una calle no permitía a los papás y/o mamás recoger a los niños en la puerta del cole.
Hoy me preguntaba... ¿qué clase de personas estamos ayudando a construir?
Creo que estos niños, a todos podrían enseñarnos un par de cosas...



De cualquier modo... ánimo en este septiembre, a los niños y a los menos niños.

9 cosas que me dicen:

Susana dijo...

Hola Lorenzo. Veo que hay posibilidad para entrar a comentar poniendo tu nombre sin optar por el "anónimo" ni registrarte. Vamos a ver qué tal(es que no me gusta nada registrarme, lo siento. Soy esa Susana anónima).Has tocado buen tema; la sobreprotección a la que tendemos los padres/madres de hoy (yo lo soy de dos) en una actitud que, por amorosa que sea, dificulta seriamente el proceso de maduración que debe empezar desde la infancia. Los que estamos solos o solas ante el peligro de esta labor educativa incurrimos más aún en la sobreprotección. Y al final.... podemos acabar encontrándonos con que nuestros hijos son jovencitos tiránicos para los que la satisfacción fácil e inmediata sea el valor supremo, que crean que los éxitos y las ganacias son propios y los fracasos y las pérdidas son para compartir, etc....no me enrollo más, pero me preocupa mucho. Un abrazo

Angelina O dijo...

Ay Lorenzo, qué vídeo tan bueno
Verlo para creerlo!!
Desde luego que nos enseña bastante, parece que en estas nuestras ciudades hemos perdido un poco el gran objetivo de la educación, forjar en nuestros niños un carácter excelente para acometer la gran aventura que es la vida.

Un fuerte abrazo de corazón

Queque dijo...

Te lo tomo prestado para enseñárselo a unos que conozco en tuenti, en facebook y en mi blog.

Noelia dijo...

Hola Lorenzo. Ya no me voy a preocupar cuando mi hija entre corriendo al cole y no me dé un beso para despedirse. Sufriría mil veces más si la viera tirarse por esa tirolina.
Un cordial saludo en Cristo Jesús

s david guzmán s dijo...

Me recuerda a un anuncio en el que la mamá deja a una niña y cuando se da la vuelta se agarra llorando. Era muy tierno, pero demostraba lo que debe ser: La vida es la vida y no se pueden tomar tantas consideraciones, cada una de las ayudas que recibe un niño es un tropiezo que se le pone en el futuro.

Gracias por la visita y el comentario.

Saludos

s david guzmán s dijo...

que bruto está el video, de verdad que casi me hace llorar. No sé que decir, cada día uno se sorprende más

Matritensis dijo...

Pues ya es hora, los colegios deberían empezar el mismo 1 de septiembre
tantas vacaciones, tantas vacaciones grrr

Francisco J. Gil dijo...

Impresionante el video, un saludo de un amigo
Francisco J.

Un cura dijo...

Gracias, Susana. Me alegra de que estas "intuiciones" hagan pensar también a más gente. Muchas gracias por tu comentario.

Angelina O, parece mentira, ciertamente, pero es la verdad. Gracias.

Todo tuyo, Queque, ni siquiera soy autor del video, jejeje. Gracias.

Hola Noelia, me alegro de que te preocupes un poco menos, y seguro que tu hija también.

David Guzmán , no sé qué anuncio es el que dices. Me alegra que te haya gustado el video y te haya servido. Gracias por la visita y el comentario.

Matritensis, como te oiga algún que otro maestro... jajajaja. Un saludo y gracias.

Gracias, Francisco J. Gil, siempre es una alegría recibir tu visita.