Subscribe:

Blogroll

sábado, 28 de noviembre de 2009

El profeta (o una buena historia para comenzar el Adviento)


El profeta gritaba con toda su voz en la gran plaza de la ciudad.
Era decidido, distinto, prometedor... y todos se quedaron admirados al escucharlo.
La ciudad debía cambiar. Todos lo escuchaban boquiabiertos y lo seguían.
Pero poco a poco empezó a gritar que ellos también debían cambiar. Así muchos dejaron de interesarse en su mensaje.
Pero él seguía gritando aunque tan sólo quedaban unos pocos dispuestos a escucharle...
Y él seguía gritando, mientras todos se iban marchando e iba a quedarse solo.
Y se quedó solo y él seguía gritando.
Después de varios días gritando en la gran plaza sin que nadie lo siguiera, alguien se acercó y le preguntó: “¿Para qué tantas voces si nadie te escucha?”
Y la voz del profeta sonó con más fuerza: “Si yo me hubiera callado, ellos me habrían cambiado a mí”.

9 cosas que me dicen:

Anónimo dijo...

M asemeja a la historia de Casandra, aquella oraculo, a la que los dioses le dieron el don de la prediccion pero le quitaron el don de alguien creyese en ella...Debemos creer,y disculpara..pero primero en nosotros mismos y mas aun sin los demas ya no nos escuchan...

Aioria90 dijo...

Una historia para meditar padre!
Y una imprecionante foto!
me las llevo!
Je je

Edel dijo...

Hablando de profetas... hoy es el Día del Cordero aquí en Marruecos. ¿Y sabes qué conmemoran? El sacrificio que estuvo a punto de hacer Ibrahim (Abraham) de su hijo por obediencia a Dios. La diferencia es que según judíos y crsitianos el sacrificado iba a ser Isaac, para los musulmanes iba a ser el otro hijo, Ismael, que finalmente se salvó y fundó una gran nación: los ismaelitas (cuna del pueblo árabe).
Tanto que se habla del islam y de los "moros", tantos prejuicios que hay contra p.ej. los marroquíes... realmente no es tanto lo que nos separa ¿no crees? Y aquí veo gestos de hospitalidad (acabo de salir de dos celebraciones en dos casas para cuyos habitantes yo era casi una desconocida), amabilidad, generosidad...
Cuántos prejuicios tapan los ojos a tanta gente que asocia la idea de marroquí = delincuente y fanático
Yo creo que hoy también es motivo de celebración para los cristianos (y para los que opinan que es una salvajada matar al pobre animal...: lo es, igual que lo es cuando se hace la matanza en España o cuando se mata a los animales que nos comemos cada día).

Un cura dijo...

Buena comparación, Anónimo... de algún modo yo a menudo me siento un poco como Casandra. Gracias.

Aioria, siempre es un placer tu visita y leer tus palabras de ánimo. Gracias.

Edel, gracias por compartir tus vivencias de la fiesta del Cordero. Aunque ya lo conocía, seguro que a mucha gente le llamará la atención conocer esos detalles. Somos muy diferentes en muchas cosas, aunque Mahoma sin duda bebió de fuentes judías y cristianas en la fundación del Islam, de ahí, en mi opinión, las semejanzas.
De cualquier modo, siempre es bueno poder destacar los aspectos más positivos de cada cultura, como bien haces.
Gracias por tu comentario, y a seguir profetizando.

manly dijo...

Es curioso cómo la gente escucha sólo lo que les conviene, en cuanto no les gustó se fueron, jeje. Una historia muy instructiva.

Marcos V Mazzotti dijo...

Ideal sobre todo en estos días, como cuesta que la gente entienda que es la navidad.
Hay mas papanoeles que nacimientos.
es muy triste.
Pero nuestra alegría es EL Señor y por eso seguimos adelante

Oraciones

Anónimo dijo...

--
Di, qué flores alegran tus mañanas.
Claramente, no quiero nunca nada,
--no quiero nada-- ¡África tampoco
quiere nada! No te preocupes…
no temas que los poetas no existen.

Sin ninguna esperanza se cultivan
semilleros parados y abonados
pero a veces la bruma ama los lápices;
y para cosechar dos almas se unen
y determinan juntos todo mundo.

Lo bello del jardín nunca depende
del tamaño de sus flores, mas si
de la variedad y su colorido,
o, en pequeños momentos y sentida
la felicidad sin gran alegría.

Puedo intentar contarte cómo planto,
y cómo me enseñaron, y que aprendas
mejor que yo, que nunca obtuve frutos
leyendo en el barniz de tu mirada
donde de luna a luna te estudiaba.

Soy millones de flores muy variadas
con letras animadas en macetas
y estoy con Cristo, él es toda mi vida,
puede que apropiado hoy no te resulte
saber más de los tréboles de mi alma.

Gabriela clavo y canela dijo...

Como siempre, dejando las cascaritas de lo que come... (vaya , que me deja algo en que meditar).


saludos cordiales y felicidades por los premios :)

g

Un cura dijo...

Gracias Manly por tu comentario, llevas mucha razón.

Marcos, gracias por tu visita y comentario. Siempre adelante.

Precioso poema, anónimo. Muchas gracias.

Gabriela, curioso comentario el tuyo, jajajaja, menos mal que has explicado lo que querías decir porque si no, no sé si lo habría interpretado bien. Muchas gracias.