Subscribe:

Blogroll

miércoles, 6 de enero de 2010

Día de Reyes y... ¡es verdad!


Hoy he ido a visitar a unos amigos, llevaba los regalos que los Reyes me han dejado para su niña y para ellos, y le expliqué a la chica que los curas somos buenos amigos de los Reyes Magos (porque para eso somos amigos del Niño Jesús); ella me miraba con cara extrañada, como si no terminase de creer que yo pudiese estar tan bien relacionado. Así que sólo cuando me vio aparecer con el regalo que Baltasar me dio para ella, su sonrisa, sus ojos y su ilusión dijeron: "¡Es verdad!"...
Así quiero seguir siendo yo siempre, un niño ilusionado, entusiasmado y capaz de creer profundamente.



Vuelvo a recordar aquella frase de un hombre sabio que decía: “no dejamos de soñar porque nos hacemos mayores, sino que nos hacemos mayores cuando dejamos de soñar”.




¡Espero que los Reyes Magos os traigan muchas alegrías!

8 cosas que me dicen:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

He venido por aquí un par de veces y me ha gustado lo visto, espero que no le importe que le ponga un enlace en mi rincón y así seguir visitándolo.
Saludos

Edel dijo...

no hay nada como ser de vez en cuando un poco niño, aún a costa de la extrañeza de los demás

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

No ví a ningún rey mago en elcontinglés...

SOMMER dijo...

El vídeo es increiblemente tierno...

Merlín Púrpura dijo...

Hola. felices pascuas de Navidad!

Me encanta su (tu) blog, que visito con frecuencia. El video lo colgué en el mío con la maravillosa frase “no dejamos de soñar porque nos hacemos mayores, sino que nos hacemos mayores cuando dejamos de soñar”.

Un fuerte abrazo y mi petición de sus oraciones,

Un cura dijo...

Bienvenido, "¡miarma!", encantado de que enlace mi blog y de que le guste lo que ha encontrado. Gracias.

Edel, siempre hay que ser un poco niño, y si rabian, que rabien. Gracias.

P Vázquez, tal vez el problema está en los ojos de quien mira, porque yo, en cambio, estuve allí y vi muchísimos. Gracias por pasar y comentar.

Sommer ¿y qué sería de nosotros sin ese poco de ternura? Gracias.

Gracias Merlín Púrpura, felicidades también a ti (no dudes en tutearme, por cierto), yo me lo he permitido ya. Me alegro de que te haya gustado el vídeo, cuenta con mis oraciones. Gracias.

E. Baregó dijo...

Saludos amigo y hermano, soy también sacerdote y le agradezco la visita que hace algunos días me hizo al blog,que Dios le bendiga su ministerio y nos haga identificarnos cada vez más con él.

Me ha gustado su blog, se mira en el mucha vida. Gracias por este post. Creo que el se huamno tiene a veces el error de otorgarle importancia a lo que no lo tiene, y de no darle prioridad a lo necesario sobre lo importante.

Sin duda, una gran tarea. Esperemos que Dios nos ayude a saber vivir con una auténtica valoración de las cosas en nuestra vida.

posdata: desde ahora soy su seguidor.

Un cura dijo...

Gracias, E. Baregó, encantado de tu visita. Siempre serás bienvenido siempre. Un saludo y gracias por tus palabras.