Subscribe:

Blogroll

jueves, 14 de enero de 2010

Mi móvil

El otro día alguien me hizo pensar con una comparación sencilla: ¿Te imaginas qué pasaría si tratásemos a la Biblia como a nuestro teléfono móvil?
Y aunque no soy de los muy apegados al móvil (antes de que los conocidos me pongan verde diciendo que yo nunca lo cojo), me puse a pensar qué ocurriría si fuese así:
  • Siempre llevaríamos la Biblia con nosotros.
  • Incluso daríamos la vuelta para buscarla cuando se nos olvidase en casa.
  • A lo largo del día, le echaríamos un vistazo cada poco tiempo, para ver si todo está en orden.
  • Nos sentiríamos como si no pudiésemos vivir sin ella.
  • La usaríamos para mandar mensajitos a nuestros amigos, acompañarlos y ayudarles.
  • Sería una ilusión para los padres poder regalársela a los hijos. Y para los hijos poder enseñársela a los amigos.
  • No viajaríamos sin ella.
  • Nos daría una sensación de seguridad y protección en caso de emergencia.
Tendría además, varias ventajas... que la Biblia nunca está fuera de cobertura y siempre está disponible, funciona en cualquier lugar. No necesitamos recargar sus baterías, porque está cargada siempre. Además, su saldo es para toda la vida, para esta y para la eterna.
Y seguramente hay más ideas que se os pueden ocurrir, podéis ir añadiendo en vuestros comentarios.


Puede ser una tontería... pero me hizo pensar en dónde pongo mis fuerzas.

6 cosas que me dicen:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Convendrá conmigo que un poco más incómodo sería. De todas formas: es verdad que al final le sacaríamos más utilidad de la que le sacamos la mayoría al teléfono.
Saludos.

Música dijo...

compartiríamos las melodías de las enseñanzas sin miedo porque estarían de moda

Gabriela clavo y canela dijo...

buena analogia.

Saludos cordiales.


gabriela

pato dijo...

Me pregunto porqué pasan las cosas, Haití, pueblo pobre, gente con carencias, porqué ? para que ?

Mi Madre me ha regalado 3 Biblias, en el trancurso de mi vida, estan aún empacadas.

Perdón si he sonado ofensiva, pero no entiendo ......

El Peregrino Ruso dijo...

Tienes mas razon que un santo, Me ha encatado

Un cura dijo...

No sé qué decirte, "miarma", a veces es mucho más incómodo tener que escuchar una vez tras otra el tonito del móvil... jajaja. Gracias por tu visita.

Música, buen ejemplo. Gracias.

Gracias Gabriela. Siempre bienvenida.

Pato, no ha sonado ofensivo, tranquila... lo de Haití es otro tema... ahí le dedico algún post. Tal vez no nos viene mal interrogarnos más sobre el porqué de esas carencias en vez de culpar a la naturaleza, a Dios, a las fallas de nuestra tierra... cambiemos lo que podemos cambiar ¿no crees? Tal vez no sería mala idea que desempacaras alguna de esas biblias, creeme. Gracias siempre por pasar y por tu comentario.

Peregrino ruso, gracias.