Subscribe:

Blogroll

miércoles, 12 de enero de 2011

Tristes (y olvidados) aniversarios

Hacía tiempo que no pensaba en aquella serie que comencé hace mucho tiempo, sobre buenos y malos. Hoy recuerdo un pellizco de nuestra historia.

11 de enero de 1933.
Casas Viejas, un pueblo de la provincia de Cádiz que continúa uno de los asentamientos más antiguos de la península ibérica (tampoco eso lo recuerda mucha gente).
Un grupo de anarquistas de la CNT decidió proclamar una revolución comunista libertaria, destituyen al alcalde legítimo y toman el cuartelillo de la Guardia Civil. El gobierno republicano envió fuerzas de la Guardia Civil y de la conocida como "guardia de asalto" que entraron a tiros en el pueblo, incendiando casas y detuvieron a los vecinos, fusilándolos tras juicios sumarísimos.



El escándalo saltó, pero el Gobierno de Manuel Azaña sostuvo una versión oficial en la que todos los fallecidos habían caído en tiroteos con los guardias. Que hubo una lucha en la que perecieron cerca de treinta personas, entre ellas dos guardias civiles y un guardia de asalto. 
Un mes después de la matanza, en la Puerta del Sol de Madrid, el capitán Manuel Rojas porfiaba con el director general de Seguridad, Arturo Menéndez, sobre si éste le había ordenado o no que aplicase la ley de fugas cuando en enero lo había enviado a reprimir la revuelta. Rojas acabó siendo procesado y condenado y jamás dejó de apelar a las órdenes para justificar lo sucedido: nunca quiso asumir el papel de único culpable...

Aquello pasó, hace hoy más de 78 años, y curiosamente, Casas Viejas, que después se llamó Benalup (y hoy se conoce con ambos nombres) parece un pueblo que no quiere recordar pero que al mismo tiempo no puede olvidar. 

Las instituciones no han hecho el más mínimo esfuerzo porque la llama de la memoria permanezca encendida. Algo que en otros lugares sería incomprensible, pero que no tiene aquí nada de sorprendente... A ninguna fuerza política, ni siquiera a las más empeñadas en recuperar memorias históricas, le interesa que Casas Viejas y sus acontecimientos sean recordados (y mucho menos reivindicados).

Tampoco yo quiero ahora nombrar ni a buenos ni a malos, simplemente evoco un aniversario, el de una tragedia, una de tantas donde todos se creyeron buenos y a los demás los creyeron malos... y me pregunto si aprendemos algo.

1 cosas que me dicen:

PEPE LASALA dijo...

Enhorabuena por tu blog, es una maravilla, me encanta leerlo. Te invito a que te hagas seguidor de nuestro blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea de Zaragoza. Un fuerte abrazo desde la orilla del Ebro y que la Virgen del Pilar te bendiga.