Subscribe:

Blogroll

sábado, 17 de septiembre de 2011

Tiempo

Imagina que existe un banco, que cada mañana pone en tu cuenta la suma de 86400 €. Ahí tienes ese dinero, pero sabes que cada noche, borra la cantidad del saldo que no has usado durante el día. 
¿Que haríamos? Seguro que retirar cada día hasta el último céntimo.
Pues cada uno tiene ese banco. Su nombre es: Tiempo. 


Cada mañana, este banco pone en tu cuenta 86400 segundos. 
Cada noche, este banco, borra y da como perdida, cualquier cantidad de ese crédito que no se haya invertido en un buen propósito. Este banco no permite transferencias, ni intereses. Cada día te abre una cuenta nueva. Cada noche elimina los saldos del día. Si no utilizas tus depósitos, los pierdes. No se puede retroceder, no existen depósitos a cuenta de mañana. Tienes que vivir en el presente con los depósitos de hoy. El reloj no se detiene. Consigue lo máximo de cada día. Aprovecha el total de tu crédito, día por día. 
Esta es mi reflexión cuando este curso que acaba de empezar se va precipitando... espero aprovecharlo bien. 

1 cosas que me dicen:

Ralph dijo...

Felicidades por el aniversario, hay muchas cosas por las que dar gracias, desgraciadamente muchas veces sólo nos fijamos en lo que creemos que nos falta. Ya lo dijo alguien hace casi 2000 años, vuestros caminos no son mis caminos y que equivocamos andamos a veces.