Subscribe:

Blogroll

viernes, 25 de mayo de 2012

VIDA (mayo: el monumento)

El pasado 28 de octubre fue inaugurado, en Eslovaquia, el MONUMENTO AL NIÑO NO NACIDO de un joven escultor de ese país, Martin Hudáčeka.



La idea de construir un monumento a los niños no nacidos fue de un grupo de mujeres jóvenes, madres que están muy conscientes del valor de la vida humana y el daño que se inflige, no sólo en la irreparable pérdida de los niños por nacer, sino también por el deterioro de la salud (mental y a veces, también, física) de cada mujer que decide abortar, impulsada por diversas situaciones.
Por eso, la obra expresa no sólo el pesar y arrepentimiento de las madres que han abortado sino también el amor de los niños por sus madres. El niño parece esculpido en cristal, mientras se arrodilla a su lado una madre arrepentida que se representa en piedra (materiales por sí mismos bastante metafóricos, que expresan la fragilidad y la dureza). A su vez el niño levanta la mano sobre la cabeza inclinada de su madre, en un gesto de amor filialEs bellísimo ver como el hijo conforta a la madre, ofreciéndole  su  perdón y su amor. 
Realmente cada vez es más necesario hacer un homenaje a esas pequeñas víctimas, y a esas otras, no más pequeñas que son las madres que en su dolor se arrepienten del crimen que han cometido.

0 cosas que me dicen: