Subscribe:

Blogroll

lunes, 12 de noviembre de 2012

El padre bicicleta (I)


Sé que suena a mote de película del franquismo, pero era un mote real de un sacerdote real a quien tuve la suerte de conocer.En estos días, por varias veces lo he recordado con algunas personas y he pensado escribir algunas de sus historias, conocidas por todos los jerezanos (por lo menos los antiguos), pero que creo que merece la pena dar a conocer.Es la historia de un cura normal y corriente, con algo de santo, como tantos hay.



Hoy os lo presento, D. Luis Bellido Salguero, jerezano como os digo y de pura cepa, porque nació en pleno centro de Jerez, en el Arroyo, el 1 de noviembre de 1924. Era hijo de un banderillero de la cuadrilla del diestro 'Venturita' (que debía ser un torero muy famoso, yo no tengo ni idea porque como sabéis no soy mucho de esos "espectáculos"), llamado Antonio Bellido Troncoso, más conocido por 'Guerrerito'. Don Luis se ordenó sacerdote el 23 de octubre de 1949, siendo su primer destino la Iglesia Prioral de El Puerto de Santa María, ciudad donde le pusieron el apodo de 'Padre Bicicleta' por ser ese su medio de locomoción, tanto para desplazarse desde Jerez como para circular por las calle de El Puerto; y no por decir la misa más rápido que nadie -que desde luego también lo hacía-, como muchos creían en Jerez. De la Prioral portuense pasaría destinado a la iglesia de la Magdalena de Sevilla. Y luego vino a Jerez, como coadjutor de San Marcos, encargado de las iglesias de San Lucas y de San Juan de los Caballeros. Posteriormente pasaría a su último destino, como párroco del templo del patrón de la ciudad, San Dionisio. Fallecía allí, al pie del cañón, a las cuatro de la tarde del domingo 5 de marzo del año 2000, dejando una vida llena de bien hacer y de buenos recuerdos.

Permitidme algunos posts para recordarlo.