Subscribe:

Blogroll

martes, 24 de diciembre de 2013

Setenta y un modos de decirlo


Sretan Bozic
Glaedelig Jul
Hristos se rodi
Streken Bozhik
Meri Kirihimete
Shuvo Baro Din
Mele Kalikimaka
Linksmu Kaledu
Sarbatori vesele
Gajan Kristnaskon
Selamat Hari Natal
Sung Tan Chuk Ha
Selamat Hari Natal
Nollaig Shona Dhuit
Rõõmsaid Jõulupühi
Bon Nadal e Ano Novo
Chuc Mung Giang Sinh
God Jul og Godt Nyttår
God Jul och Gott Nytt År
Bon nadal i feliç any nou!
Polit nadal e bona annada
Colo sana wintom tiebeen
Zorionak eta Urte Berri On
I'D Mubarak ous Sana Saida
Boas Festas e Feliz Ano Novo
Joyeux Noël et Bonne Année
Natale hilare et Annum Nuovo!
Idah Saidan Wa Sanah Jadidah
Mo'adim Lesimkha. Shana Tova
Hyvää Joulua or Hauskaa Joulua
Nathar Puthu Varuda Valthukkal
Boas Festas e um feliz Ano Novo
Nedeleg laouen na bloav ezh mat
Buon Natale e Felice Anno Nuovo
Vasel Koleda; Tchesti nova godina
Cristmas-e-shoma mobarak bashad
Noeliniz Ve Yeni Yiliniz Kutlu Olsun
Sretam Bozic. Vesela Nova Godina
Wesolych Swiat Bozego Narodzenia
Merry Christmas & Happy New Year
Gledileg Jol og Farsaelt Komandi ar
Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo
Seng Dan Fai Lok, Sang Nian Fai Lok
Wilujeng Natal Sareng Warsa Enggal
Mata-Ki-Te-Rangi. Te-Pito-O-Te-Henua
Vesele Vianoce. A stastlivy Novy Rok
Feliz ñavida y provechosu añu nuevu
Zalig Kerstfeest en Gelukkig nieuw jaar
Nixtieklek Milied tajjeb u is-sena t-tabja
Kung His Hsin Nien bing Chu Shen Tan
Shinnen omedeto. Kurisumasu Omedeto
ºKrismas Njema Na Heri Za Mwaka Mpyaº
ciid wanaagsan iyo sanad cusub oo fiican
Nollaig chridheil agus Bliadhna mhath ur
Nadolig LLawen a Blwyddyn Newydd Dda
Shenoraavor Nor Dari yev Pari Gaghand
Jutdlime pivdluarit ukiortame pivdluaritlo
Vesele bozicne praznike in srecno novo leto
Geseende Kerfees en 'n gelukkige nuwe jaar
Vrolijk Kerstfeest en een Gelukkig Nieuwjaar
Zul saryn bolon shine ony mend devshuulye
Suksan Wan Christmas lae Sawadee Pee Mai
Prieci'gus Ziemsve'tkus un Laimi'gu Jauno Gadu
Prejeme Vam Vesele Vanoce a stastny Novy Rok
Kellemes Karacsonyiunnepeket & Boldog Új Évet
Veseloho Vam Rizdva i Shchastlyvoho Novoho Roku!
Froehliche Weihnachten und ein gluckliches Neues Jahr
Kala Christougenna Kieftihismenos O Kenourios Chronos
Pozdrevlyayu s prazdnikom Rozhdestva is Novim Godom
Sinifesela Ukhisimusi Omuhle Nonyaka Omusha Onempumelelo
Bikpela hamamas blong dispela Krismas na Nupela yia i go long yu.

viernes, 22 de noviembre de 2013

¿No son héroes?

Ciudad de Vittoria en Sicilia, una tierra que el municipio ha decidido destinar al grupo scout del pueblo. El mismo día que esta propiedad estaba a punto de ser confiada a los scouts, alguien trató de detener este paso. Gaetano D’Agosta, hijo de un prominente jefe de la mafia del clan local: “Mammasantissimas”, bloqueó el acceso de la entrada principal, para dejar claro lo serio que era, y agregó que tomaría represalias a menos que salieran de inmediato de “su” propiedad, amenaza a los muchachos del grupo scout, reunidos en una ceremonia en el solar:  “¡Fuera! Salid de mi casa, de lo contrario pagaréis por esto!”. 

“Si allí hubiera habido unos empresarios en vez de un grupo de scouts, estos habrían escapado después de la visita del miembro de la mafia”, decía un alto comisionado del estado italiano. Pero a pesar de alguna vacilación (más que justificada), los scouts y sus familias, además de algunas autoridades locales, siguieron con la ceremonia. 

En pocas horas informaron de la intimidación a la policía y algunos días más tarde fue arrestado D’Agosta, acusado de intento de extorsión. 
“Nosotros no somos y no queremos ser héroes”, decía la jefa del grupo “Vittoria 1″ de la Asociación de Guías y Scouts Católicos Italianos. 
Esta es la actitud decidida, absolutamente coherente con el hecho de ser Scouts y Ciudadanos del Mundo. 


Una de las manifestaciones de los scouts de Vittoria en Sicilia. La pancarta dice:  "Las manos abajo de la ciudad, no a la criminalidad"
Hoy, los scouts siguen siendo en el sur de Italia, uno de los mayores enemigos de la mafia y la camorra, y cuentan ya entre sus filas con auténticos mártires.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Bob dejó huella

Las cartas de BP a la familia de Bob y su insignia.
No se me ha pasado mi post de este mes sobre los scouts, pero he preferido atrasarlo algunos días en esta ocasión y es que estoy impresionado al pensar que hoy hace noventa y nueve años que murió Bob.


Os lo explico. Todos los scouts hemos soñado alguna vez con haber podido ser de los chicos que participaron en 1907 en el primer campamento scout en Brownsea. Uno de ellos era Bob, se llamaba en realidad Musgrave Wroughton y conocido y tenía quince años, cuando partició en el primer campamento scout.

Cuando terminó el campamento, Baden Powell escribió una carta a su madre después del campamento, en la que le decía: “Gracias por Bob. Fue una gran ayuda para mí y como ejemplo para otros jefes de patrulla”. La carta fue encontrada dentro de su sobre original junto a lo que se considera una de las primeras insignias de los scouts. 
Realmente, Bob se hizo con los años uno de los mejores amigos de BP, y recorrió América junto a él dando charlas sobre el movimiento scout.


Pero más allá de esos recuerdos, permanece la mención que hizo de él después de su muerte, el 30 de octubre de 1914, hace hoy casi cien años a los 24 años de edad -bien joven, podemos decir-, sirviendo como Teniente en el ejercito británico durante la Primera Guerra Mundial.

Después de su muerte, BP escribió a su familia expresando su más profundo pesar: ”Me he sentido tan cerca de él como si fuera un segundo padre, estoy contento de que haya dejado su huella antes de morir“. 
Creo que esa huella es la que todos los scouts deberíamos aprender a dejar, no en la historia de los grandes, sino en el mundo de los pequeños.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Un mismo corazón



Os comparto este video genial, realizado por un amigo para la JPJ El Rocío 2013, para que lo disfrutéis como hicimos allí... un pequeño homenaje a ese único corazón de la Iglesia, que late para todos nosotros, en el día de mi aniversario.
Gracias a todos.

jueves, 22 de agosto de 2013

lunes, 22 de julio de 2013

Ver en la naturaleza la obra de Dios

Cuando se enseña a un Lobato a reciclar, se pretende que lo haga el resto de su vida. Por eso para un scout, las  actividades solidarias no pueden ser días puntuales de nuestro calendario. Ayudar a los demás, hacer de este mundo un lugar mejor no se puede convertir en un día o dos al año, un momento en él que remangarse la camisa y sudar por una causa justa… por ejemplo, en el sur de Francia, en los bosques de la Provenza, cad verano desde hace más de veinte años, son los Scouts los que dedican sus vacaciones a proteger los bosques, informando sobre los riesgos de incendios a los turistas, realizando campañas de concienciación, labores de vigilancia, apagando incendios y limpiando basura.
Al fin y al cabo "el scout ve en la naturaleza la obra de Dios y la protege".

La foto no es de Francia, es de Italia, de una de las salidas que hice allí con mi grupo (y el fotógrafo era yo).

martes, 16 de julio de 2013

Un decálogo sobre la Palabra de Dios del sabio y recordado Benedicto XVI


Del Papa Benedicto XVI  recojo hoy una hermosísima meditación sobre la Palabra de Dios, un decálogo de ideas, que hago mías y que me permiten continuar con la serie de reflexiones para releer la Palabra.
1. La Palabra de Dios es firme. La Palabra de Dios es, en efecto, está firme en los cielos, sobre ella –que siempre persiste- el Señor fijó la tierra. Cielo y tierra pasarán, pero la Palabra de Dios no pasará. Si la misma palabra humana, a pesar de su fragilidad y caducidad, da forma a los pensamientos y a los sentimientos y crea la historia y la realidad, ¿cuánto más la Palabra de Dios, fundamento de todo, verdadera realidad? Los hombres nos esforzamos en fundamentar y construir nuestra vida y nuestra realidad sobre bases endebles y caducas, sobre cosas visibles y tangibles, sobre el éxito, sobre la carrera, sobre el dinero. Y en ellas ponemos nuestro corazón y la clave de la felicidad. 

2. La Palabra de Dios es la verdadera realidad. “Aparentemente –señala mirando alrededor  el Papa- estas son las verdaderas realidades. Pero todo esto un día pasará. Lo vemos ahora en la caída de los grandes bancos: este dinero desaparece, no es nada. Y así todas estas cosas que parecen la realidad verdadera con la que contar, y que son realidades de segundo orden”. Quien construye la vida sobre estas realidades –subrayaba proféticamente el Papa-, sobre la materia, sobre el éxito, sobre todo lo que parece ser, construye sobre arena. Solo la Palabra de Dios es el fundamento de toda la realidad, es estable como el cielo y más que el cielo, es la realidad. 

3. La Palabra de Dios es la verdadera riqueza, el éxito verdadero. No es la crisis económica la mayor de las plagas y desdichas ni es el dinero ni el éxito quien aporta la felicidad y la sabiduría verdadera. Solo la Palabra es la fuente del amor y de la vida. Solo la Palabra transforma el corazón del hombre y la vida de la entera humanidad 

4. La Palabra de Dios es creadora y regeneradora. La Palabra de Dios además es la fuente de la vida y del amor, está dotada vitalidad, de fuerza creadora y regeneradora. Todas las cosas, toda la realidad, vienen de la Palabra, son un producto de la Palabra. Todo es creado por la Palabra y todo está llamado a servir a la Palabra. 

5. La Palabra de Dios es el lugar del encuentro entre Dios y el hombre. “Esto quiere decir que toda la creación está pensada para crear el lugar del encuentro entre Dios y su criatura, un lugar donde el amor de la criatura responda al amor al amor divino, un lugar donde se desarrolle la historia de amor entre Dios y su criatura”. “La historia de la salvación no es un pequeño acontecimiento, en un pobre planeta, en la inmensidad del universo. No es una cosa mínima, que sucede por casualidad en un planeta perdido. Es el móvil de todo, el motivo de la creación: el encuentro de amor entre Dios y el hombre”. 

6. La Palabra de Dios es el hallazgo definitivo. Por todo ello, la actitud de la criatura, la actitud del hombre es buscar la Palabra de Dios, que no es solamente un fenómeno literario, no es solo la lectura de un texto. Es el movimiento de mi existencia. Es moverse hacia la Palabra de Dios en las palabras humanas. Solo conformándonos al misterio de Dios, al Señor que es la Palabra, podemos entrar dentro de la Palabra de Dios. Debemos ser, pues, pacientes, perseverantes, humildes y apasionados buscadores y lectores con el corazón de la Palabra de Dios. 

7. La Palabra de Dios es perenne, es universal. No conoce confines. Entrando en la Palabra de Dios, entramos realmente en el universo divino, en el universo de la Verdad, de la Belleza, de la Vida, del Amor. Entrando en la comunión con la Palabra de Dios, entramos en la comunión de la Iglesia que vive de la Palabra de Dios y nos hace salir de nuestros límites de lengua, de raza, de cultura, de miras. 

8. La Palabra de Dios es el anuncio de Evangelio. “Por eso también la Evangelización –subraya el Papa-, el anuncio del Evangelio, la misión, no son una especie de colonialismo eclesial, con que queremos meter a otros en nuestro grupo. Es salir de los límites de las culturas individuales a la universalidad que nos comunica a todos, que nos une a todos y nos hace a todos hermanos”. 

9. La Palabra de Dios es la escalera para llegar al amor de Jesucristo. La Palabra de Dios es como una escalera por la que podemos subir y bajar, con Cristo, a la profundidad de su amor. La Palabra tiene un rostro, es persona, es Jesucristo. Y antes de que nosotros podamos decir “Yo soy tuyo, Señor”, El ya nos ha dicho “Yo soy tuyo”. Y vivir esta doble realidad es estar en el corazón de la Palabra. Es estar salvados. 

10. La Palabra de Dios es la Palabra de la Vida para siempre y para todos. “Tu Palabra, Señor, me da vida. Confío en Ti, Señor. Tu Palabra es eterna. En ella esperaré”.


viernes, 5 de julio de 2013

Ante el icono

No sé si conocéis el icono de la Virgen de Vladimir, es uno de los más bellos que conozco, por eso lo tengo presidiendo mi salón. 
No sólo como un adorno, sino como una ventana que me lleva a encontrarme con lo más hondo de mi fe, porque de ese icono parece que brota algo especial, algo muy semejante al silencio (lo mismo ocurre con los ángeles de la Trinidad de Rublev). 
A muchas personas les llama la atención esa mirada de ternura que te sigue donde te sitúes. A mí, particularmente, me llama la atención cómo la Virgen habla en el silencio.
Ese silencio nace desde el centro del icono y es ese silencio el que nos permite oir hablar a las imágenes y mantener con ellas una hermosa conversación espiritual. Pero la verdadera experiencia inefable de la gracia del icono se nos da a través de su transparente silencio... Las mejores obras maestras iconográficas no hablan, sino que sencillamente emanan su misterioso silencio, un silencio del Espíritu que se manifiesta y fluye, libre y espontáneamente.

viernes, 14 de junio de 2013

El árbol de los amigos (un homenaje a Borges y una reflexión que me gustaría haber escrito)



Hoy comparto con vosotros un cuento de uno de los grandes.  Hoy hace veintisiete años de la muerte de Jorge L. Borges y esta entrada sirve de homenaje a uno de mis escritores favoritos. Pero además como una reflexión de esas que a uno le hubiera encantado escribir. Espero que os guste como a mí.




Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, más otras apenas vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien. Más el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz. Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.

Más también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca. Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra. El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.

Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad. Hoy y siempre...

Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.


Jorge Luis Borges

sábado, 8 de junio de 2013

Sobre lo necesario

En los últimos días, esta historia, que no sé dónde escuché por vez primera me ha venido a la mente varias veces. Por eso he pensado que puede ser bueno compartir con todos esta pequeña reflexión sobre lo que es realmente necesario en nuestra vida.

Yo la sitúo en aquel muelle pesquero que de pequeño conocí y donde veía a los pescadores que llegaban de sus faenas en sus pequeñas barquillas (¡cuánto ha cambiado ese pequeño muelle!). Perdonadme que el post lo ilustre con una foto antigua de ese muelle. 

Allí imagino a un pescador tranquilamente recostado junto a su barca contemplando el mar y fumando apaciblemente (las imágenes tradicionales dirían una pipa, pero los pescadores que yo he conocido no fumaban en pipa, fumaban normalmente tabaco negro) después de haber vendido el pescado que había cogido aquel día. Al sol de mi Andalucía y al fresco del océano, se respira bien y se descansa a gusto. 
Cuentan que un hombre rico y poderoso paseaba por  aquel muelle y se sorprendió de ver tan relajado a aquel pescador, de manera que se acercó a él, convencido de poder darle un consejo útil.

- ¿Por qué no has salido a pescar? - preguntó el hombre, realmente intrigado.
- He salido y ya he pescado lo necesario para hoy -respondió el pescador, sin incorporarse más que lo justo.
- ¿Por qué no pescas más? - insistió el hombre.
- ¿Y qué iba a hacer con ello? - preguntó a su vez el pescador.
- Ganarías más dinero - fue la respuesta.
- ¿Y para qué quiero ganar más dinero?
- Porque si lo ganaras, podrías poner un motor nuevo y más potente a tu barca.
-¿Para qué?
- Para así poder ir a aguas más profundas y pescar más peces.
- ¿Aún más peces? No los necesito -insistía el buen pescador, que no comprendía lo que aquel hombre intentaba decirle.
- Ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nailon, con las que sacarías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas... Y hasta una verdadera flota. Entonces serías rico y poderoso como yo -así intentaba convencerlo aquel hombre rico-
- ¿Y qué haría entonces? - preguntó de nuevo el buen hombre.
- Podrías sentarte y disfrutar de la vida - respondió el hombre emprendedor.
- ¿Y qué es lo que estoy haciendo en este preciso momento? - respondió sonriendo el pescador.

¡Cuántas veces nos olvidamos de que ya tenemos lo necesario!

domingo, 2 de junio de 2013

Cinco panes y dos peces o de lo que un niño puede hacer

Releer la Escritura no es sólo mirar la Palabra Escrita, sino que es también mirar la vida. A veces me entero de historias que me hacen releer el evangelio. La realidad nos ofrece auténticos midrasim (así llamaban los judíos a las relecturas de la Escritura) hechos por  la vida. En este domingo del Corpus Christi, cuando resuena en nuestra Iglesia el evangelio de la multiplicación de los panes, me viene a la mente la historia de Ryan Hreljac, un niño canadiense que me recuerda a aquel niño del evangelio que ofreció al Señor lo poco que tenía, sus cinco panes y sus dos peces.

Cuentan que en una charla en el colegio, con sólo seis años, aquel niño escuchó como les hablaban sobre la sequía, y la sed que se padece en África. El chico canadiense se quedó impresionando pensando en cómo muchos niños y mujeres tenían que caminar horas para poder acceder a un poco de agua. Y de algún modo el misionero concluía: «¡Y pensar que bastan sólo 70 dólares para excavar un pozo!».

Ryan -en su inocencia- tomó al pie de la letra estas últimas palabras y al llegar a casa les pidió a sus papás la cantidad. A su madre se le ocurrió una idea y le ofreció un dólar diario si le ayudaba en los quehaceres de la casa. Así, el muchacho aprendió a trabajar en casa. Barría, aspiraba, compraba la leche, tiraba la basura y, además, ignoraba las burlas de sus hermanos y de sus amigos porque estaba dispuesto a todo con tal de meter cada día un dólar en su hucha para el pozo en África.

Después de casi tres meses, consiguió el dinero y junto con su madre, se dirigió a una organización llamada WaterCan. 
Allí su decepción fue grande, porque le explicaron que para construir un pozo no bastaban 70 dólares, sino que hacían falta 2000. Pero la directora de la organización, conmovida por el detalle del niño hizo un compromiso con él: si conseguía 700, WaterCan pagaría los otros 1300. 

Así, el niño siguió trabajando, pero además consiguió poner en movimiento a los que le rodeaban: la maestra del colegio colocó una hucha sobre el escritorio, los parientes y conocidos le ayudaron, ¡y hasta sus hermanos que antes se reían visitaron a los vecinos para conseguir el resto! 
¡Ryan lo logró! 

Emocionado, acudió una vez más a la organización, pero esta vez para escoger el lugar donde se construiría el pozo. Él mismo eligió un punto cercano a una escuela; así, pensó, chicos como él gozarían de agua fresca en un pueblecito de Uganda.



Pero más allá de esta anécdota, la historia causó efecto. Gracias al patrocinio de un periódico local, el 27 de julio de 2000 Ryan viajó al pueblo africano. Al volver a casa era conocido en todo Canadá y hasta el primer ministro lo recibió en un encuentro personal. Nació así la fundación “Pozo de Ryan”, que ha conseguido ya muchos miles de dólares destinados a diversos proyectos en el África. 
La historia es real, la fundación sigue existiendo y Ryan estudia para ser ingeniero hidráulico y poder seguir trabajando en lo que se ha convertido en el sentido de todo su vivir.

Realmente, cinco panes y dos peces pueden alimentar a muchos. Quiero decir... cuánto da de sí lo poco que un niño tiene cuando quiere darselo a los demás. A ver si todos seguimos aprendiendo.

jueves, 30 de mayo de 2013

Insomnio


Dio una vuelta más en la cama... ya casi no le quedaba nada en lo que pensar y seguía sudando el calor seco que le amortajaba. No le quedaba ya nada en lo que pensar, aunque, como siempre, empezaría a repetir los temas que le atormentaban. La oscuridad encubría su desasosiego y le ayudaba a crecer. Empujó las sábanas hacia abajo con los pies, y tuvo, finalmente que incorporarse para echarlo todo al suelo intentando vencer el calor de tanta tela. Se volvió a recostar, pero tuvo que acomodar la almohada, colocarle bien la funda y probar por tres veces uno y otro lado intentando saber cual de ellos era el más fresco de los dos. Se decidió por uno y se colocó abierto de piernas y brazos mirando al techo con los ojos bien abiertos, con las pupilas bien despiertas como para ver bien la oscuridad reflejada en el cielo de su noche y sus paredes y con ese dolor en la cuenca de los ojos de quien no consigue ni dormir ni descansar y ve temblar sus párpados vencidos por el cansancio y el sueño que no le dejan dormir.


(Hace tiempo que no publicaba ninguno de mis pinitos poéticos, ya sabéis que me cuesta... pero vuelvo a proponer ofreceros algo cada cierto tiempo de mis tontos escritos.)

martes, 28 de mayo de 2013

Decepción


Sabéis a estas alturas que siempre he tenido muchos personajes a los que he admirado... y que el vicio de leer mucho, me hizo conocer a grandes autores a los que he profesado casi devoción... uno de esos autores era Henry David Thoreau, un filósofo y poeta estadounidense (que ya es decir). Es considerado uno de los pioneros de la ecología y además un ideologo de la conocida hoy como desobediencia civil (que tanto me entusiasmó durante mi adolescencia y mi primera juventud y que aún hoy me convence en tantas cosas). Fue pionero en este sentido al proponer el pacifismo y la no violencia como método reivindicativo muchos años antes de que Gandhi, fuertemente influenciado por él,  proclamara estas ideas. También Martin Luther King expresó abiertamente su admiración por él.

Es el autor de algunas de esas frases que me han marcado para siempre en mis pensamientos, las que escribía en mis carpetas del colegio, y que hoy siguen siendo especiales: "El hombre es artífice de su propia felicidad"; decía (y sigo compartiéndolo con matices), y lo llevaba escrito en mi carpeta de matemáticas.
Entre sus consejos, una palabra que repetía continuamente y que nunca he dejado de utilizar (de hecho algunos comprenderán ahora de donde viene mi conocido consejo: "Simplifica, simplifica"

Pero sobre todo, me sigue conquistando aquel consejo que daba:
"Vive la vida que has imaginado"

En su obra más conocida, titulada Walden, el ideólogo narra los dos años, dos meses y dos días que vivió en una cabaña construida por él mismo, cercana al lago Walden. Con este proyecto de vida solitaria, al aire libre, cultivando sus alimentos y escribiendo sus vivencias, Thoreau pretendía demostrar que la vida en la naturaleza es la verdadera vida del hombre libre que ansíe liberarse de las esclavitudes de la sociedad industrial y que la comprensión de los recursos de la naturaleza, sus reglas, sus recompensas, son un camino que el hombre no debe olvidar... 
No deja de ser genial, y este post no deja de ser un homenaje... pero ahora me he llevado una pequeña decepción. 
Henry Thoreau se fue a los bosques para escribir su Walden, y ahora, un montón de años después voy yo y descubro que durante su estancia allí su madre acudía a diario para lavarle la ropa y hacerle la comida.

En fin, nadie es perfecto. 

miércoles, 22 de mayo de 2013

Amar la Palabra



Esta es la imagen de un grupo de cristianos en China al recibir un paquete con las Sagradas Escrituras... su emoción, sus lágrimas lo dicen todo... y yo me pregunto cuántas veces se me olvida qué grande es tu Palabra.


Así dice el Señor:
«Como bajan la lluvia y la nieve del cielo, y no vuelven allá sino después de empapar la tierra, de fecundarla y hacerla germinar, para que dé semilla al sembrador y pan al que come, así será mi palabra, que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo.»
(Isaías 55, 10-11)

domingo, 19 de mayo de 2013

300 (y ya 301)

No me había dado cuenta, pero el anterior post era el número 300... y  en este, me parecía interesante reseñarlo...
¡Cuánto ha llovido desde aquel post número 100El 200 pasó desapercibido y no sé cuál fue... y me alegro que ese número redondo haya sido dedicado a los scouts.

¿Llegaré a los 400?


La imagen es inevitable para un friki como yo, cuando se trata este número.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Mi móvil o la Palabra



En la nueva serie de posts que os anuncié el otro día, recupero un post antiguo, pero que me parece que merece inaugurar mis reflexiones esta comparación sencilla: ¿Te imaginas qué pasaría si tratásemos a la Biblia como a nuestro teléfono móvil?
Y aunque no soy de los muy apegados al móvil (antes de que los conocidos me pongan verde diciendo que yo nunca lo cojo), me puse a pensar qué ocurriría si fuese así:
  • Siempre llevaríamos la Biblia con nosotros.
  • Incluso daríamos la vuelta para buscarla cuando se nos olvidase en casa.
  • A lo largo del día, le echaríamos un vistazo cada poco tiempo, para ver si todo está en orden.
  • Nos sentiríamos como si no pudiésemos vivir sin ella.
  • La usaríamos para mandar mensajitos a nuestros amigos, acompañarlos y ayudarles.
  • Sería una ilusión para los padres poder regalársela a los hijos. Y para los hijos poder enseñársela a los amigos.
  • No viajaríamos sin ella.
  • Nos daría una sensación de seguridad y protección en caso de emergencia.
Tendría además, varias ventajas... que la Biblia nunca está fuera de cobertura y siempre está disponible, funciona en cualquier lugar. No necesitamos recargar sus baterías, porque está cargada siempre. Además, su saldo es para toda la vida, para esta y para la eterna.
Y seguramente hay más ideas que se os pueden ocurrir, podéis ir añadiendo en vuestros comentarios.
Releer continuamente la Palabra puede ser una buena opción para todos en nuestra vida.

martes, 14 de mayo de 2013

Releer la Palabra

Hace unos días, un estudiante de periodismo me hacía una entrevista sobre la Iglesia y los medios de comunicación, internet y las redes sociales, especialmente. Y me hizo pensar de nuevo en lo que significa para mí este blog y este mundillo de la red. 
Me preguntaba si para la Iglesia es más importante el mensaje o el conseguir "captar audiencia" y yo le explicaba que en la evangelización, la Iglesia no puede renunciar ni al mensaje ni a los seguidores, porque frente a la visión empresarial que se impone en el mundo, el mensaje que la Iglesia transmite no conlleva un bien para sí misma, sino para el seguidor que lo acoge. 
La Iglesia por tanto tiene que ser muy fiel al mensaje y al mismo tiempo preocuparse tremendamente de las necesidades del seguidor. Al pensar en todo eso, volvía a recordar mi blog, que nace de la convicción de que nada humano es ajeno a la Iglesia (porque nada humano es ajeno a Jesús, y desde la Ascensión -que celebramos el domingo- tampoco a la Trinidad). 
El Papa Benedicto XVI hablaba de internet como “una nueva «ágora», una plaza pública y abierta en la que las personas comparten ideas, informaciones, opiniones, y donde, además, nacen nuevas relaciones y formas de comunidad”. Así lo intento yo desde este año con este blog. A veces parece que las "cosas de cura" están reñidas con las vivencias personales. Sin embargo yo no puedo separar mi vida y mi ministerio. 

En este tiempo en que mi blog se va renovando, como habéis visto, y que voy sacando del baúl de lo nuevo y de lo viejo, me gustaría entre mis intuiciones, y sin perder el estilo del blog, poder compartir también con todos algo que para mí es muy importante. Sabéis que estudié en Roma unos años que para mí fueron maravillosos, lo expliqué hace años en un post. Desde entonces una de los aspectos más importantes de mi ministerio como sacerdote ha sido el estudio y la enseñanza de las Sagradas Escrituras.
La Palabra de Dios es diálogo, es relación, es el encuentro entre Dios y nosotros. Por eso, a partir de hoy inauguro esta nueva serie de posts, que quieren ser una relectura de la Palabra de Dios desde la vida, dentro de mi propia experiencia personal. No quiero dar clases sobre Biblia en mi blog, tampoco soltados aquí mis homilías, el que quiera oirlas que se acerque por mi parroquia, no quiero explicaros nada técnico, pero sí haceros partícipes de lo que llena de sentido todos mis otros posts... la relación personal con el Señor, que se plasma continuamente a través de su Palabra. 
Espero que todos estos posts, que a partir de ahora quiero compartir con vosotros os sirvan.
No penséis que quiero dar lecciones, sólo pretendo seguir releyendo la Palabra con vosotros y desde mi vida y los acontecimientos que comparto en cada post con todos vosotros.
Consciente de la solidez y la estabilidad de la Palabra, de su fuerza creadora y regeneradora, de su actualidad, su perennidad y su capacidad transformadora... quiero a partir de ahora hablar un poco sobre la Palabra de Dios y hablar desde la Palabra de Dios.
Ya me diréis qué os parece todo esto (y por cierto, animaros a comentar, que últimamente está la cosa muy aburrida).





martes, 7 de mayo de 2013

La respuesta está soplando en el viento


Hace unos días comía con unos chavales de la parroquia en un lugar que nos encanta, de buena comida y buena música y sonó una canción especial para mí y que ellos no reconocían... (y lo peor fue que la reconocieron con  la horrible versión de ofertorio que se canta a veces en Misa).
 El caso es que la canción me encanta, cantada por Joan Baez o por Bob Dylan, me emociona y les prometí que la compartiría en estos días, para que todos pudieran disfrutar de su música y de su genial letra.
La canción la compuso y la cantó a los 21 años, Bob Dylan.  Es una canción preciosa, que se comprende mejor viendo su origen. Es el año 1962... tiempos de crisis, guerras  que estallan, discriminación racial y religiosa, conflictos sociales, violencia... así se comprenden las preguntas sobre la paz, la guerra, la compasión, la libertad... y así emociona más cómo “Blowin’ in the Wind” los trata con una esperanza que creo que aún merece la pena tener en cuenta aún en estos tiempos de crisis. Disfrutad.


How many roads must a man walk down before they call him a man?
¿Cuantos caminos debe un hombre recorrer antes de que lo llamen un hombre?

How many seas must a white dove sail before she sleeps in the sand?
¿Cuántos mares deberá uma paloma blanca navegar antes que pueda dormir en la arena?

How many times must the cannonballs fly before they are forever banned?
¿Cuántas veces aún las balas de cañón volarán antes de ser prohibidas para siempre?

The answer my friend is blowing in the wind... The answer is blowing in the wind
La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento...


How many years must a mountain exist before it is washed to the sea?
¿Cuántos años debe una montaña existir antes de que  se deshaga en el mar?

How many years can some people exist before they’re allowed to be free?
¿Cuántos años debe alguna gente vivir antes de que se les permita ser libres?

How many times can a man turn his head and pretend that he just doesn’t see?
Y ¿Cuántas veces puede un hombre volver su cabeza y fingir que simplemente no ve?

The answer my friend is blowing in the wind... The answer is blowing in the wind
La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento... 


How many times must a man look up before he can see the sky?
¿Cuántas veces debe un hombre alzar la mirada antes de que pueda ver el cielo?

How many ears must one man have before he can hear people cry?
¿Cuántos oídos debe un hombre tener hasta que pueda oír el llanto de su prójimo? 

How many deaths will it take ‘till we know that too many people are dying?
¿Cuántas muertes serán aún necesarias hasta entender que muere demasiada gente?

The answer my friend is blowing in the wind... The answer is blowing in the wind
La respuesta, mi amigo, está soplando en el viento... 


domingo, 5 de mayo de 2013

El Dios de mis milagros



Señor, yo te amo porque 
juegas limpio; 
sin trampas -sin milagros-: 
porque dejas que salga, 
Paso a paso, 
sin trucos -sin utopías-, 
carta a carta, sin cambiazos, 
tu formidable solitario.


Me encanta este precioso poema de León Felipe, me gusta mucho desde la primera vez que lo vi, hace ya bastante tiempo. Por eso lo recuerdo como una de mis viejas reflexiones. Hoy lo he reencontrado por ahí, y quiero compartirlo con todos. A algunos les parecerá un poco indiferente, pero a mí me  encanta como describe el Dios bueno que yo conozco, al Padre que me deja ir paso a paso y que aparece no de modo extraordinario, sino en los pequeños milagros de cada día. 

Que Dios siga bendiciendo cada pequeño momento de nuestra vida.

lunes, 22 de abril de 2013

Sobre el pecado (o mejor sobre el perdón)


Perdonadme si hoy comparto una reflexión sencilla, un poco más piadosa que las que acostumbro, pero que procede de mi corazón agradecido.
Hay días en los que parece que Dios mismo pone sus intuiciones en nuestro corazón, días que son especialmente bendecidos por Dios.
Hoy ha sido uno de esos días, mientras reflexionaba sobre el pecado, me ha llegado -por medio de un papel perdido- este pobre pensamiento que tanto bien me ha hecho.
Cuántos cristianos vivimos de un modo un poco triste, apagado, preocupados por la pobreza de nuestra vida, del ministerio, agobiados bajo el peso del pecado...
Tan agobiados estamos por ese pecado que no somos capaces de superar, por eso que tantas veces nos esclaviza, nos detiene, no nos deja crecer, avanzar o sentimos, nos aleja de Dios.
Cada vez descubro más que el único modo que hay para vencer el pecado es caer de rodillas. Así, reconociendo nuestra pobreza y debilidad, podemos mirar mejor al Padre que nos acoge con ternura. Cuando el Salmo 50 pide perdón a Dios, la primera palabra que pronuncia es Misericordia. Cuando el buen ladrón habla con el Crucificado, sólo lo llama por su nombre: “Jesús”.
Pobres de nosotros cristianos, que nos pasamos el día mirando nuestro pecado... hoy, de un modo misterioso, el Señor me ha recordado que es mejor mirarlo a Él que mirarme a mí (aunque sea por corregirme), que es mejor confiar en Él que hacer los mejores propósitos y proyectos, que no hay más secreto para vivir como cristianos que abrir el corazón y recibir la luz de Dios, sin preocuparnos tantos de lo que el pecado nos hace.

Y después de pensar en todo esto, fui a confesarme agradecido... 

¡Grande es Dios y su misericordia con nosotros! 

¡Feliz Pascua (de nuevo)!

Dignificar el trabajo

Sello de Egipto dedicado a los scouts en el año 2003
En Alejandría (Egipto) hay un grupo de scouts marinos que lleva años ofreciendo talleres para mejorar la calidad de vida y el trabajo de las niñas y niños que trabajan en los talleres de su ciudad.


“El Scout es útil y servicial” nos dijo Baden-Powell y así lo estamos intentando hacer…

viernes, 5 de abril de 2013

Lo que somos y valemos



El hombre cree siempre ser más de lo que es, y se estima en menos de lo que vale. 

(La atribución es muy variada, desde Goethe hasta Rivarol, pero la frase me encanta).



viernes, 22 de marzo de 2013

Soy scout



Ya he explicado muchas veces que soy Scout.
Ser SCOUT es mi estilo de vida. No me importa que me miren mal o que se burlen, es un SENTIMIENTO. Usar el uniforme con su pañoleta, la camisa con las insignias, es un honor, aunque últimamente lo uso poco, porque mi uniforme celeste cedió el paso al negro que suelo vestir siempre en testimonio de mi consagración sacerdotal. 
La promesa no tiene caducidad ni horario para cumplir. No es solo usar el uniforme, es Gritar con ganas, cantar canciones, vivir los campamentos, las veladas, las noches de promesa, vivir aventuras con amigos, vivir la vida como scout. 
Yo soy SCOUT de corazón En lo que va de año, he echado ya alguna que otra parrafada sobre el escultismo, y lo que el espíritu scout ha supuesto para mí y para el mundo entero. Por eso he decidido hacer una serie de posts para explicar lo que hoy en día es el escultismo. Escribiré uno cada día 22 (entiéndase que la serie empezó el pasado día del pensamiento) hasta fin de año.

De momento y para el que no la conozca, aquí os dejo la Ley Scout:

  1. EL SCOUT ES DIGNO DE CONFIANZA
  2. EL SCOUT ES LEAL
  3. EL SCOUT ES ÚTIL Y SERVICIAL
  4. EL SCOUT ES AMIGO DE TODOS Y HERMANO DE LOS DEMÁS SCOUTS.
  5. EL SCOUT ES CORTÉS Y CABALLEROSO.
  6. EL SCOUT VE EN LA NATURALEZA LA OBRA DE DIOS Y LA PROTEGE
  7. EL SCOUT NO DEJA LAS COSAS A MEDIAS
  8. EL SCOUT CANTA Y SONRÍE EN LAS DIFICULTADES.
  9. EL SCOUT ES AUSTERO Y TRABAJADOR
  10. EL SCOUT ES SANO, SINCERO Y HONRADO (PURO EN SUS PENSAMIENTOS, PALABRAS, OBRAS)



jueves, 14 de marzo de 2013

Habemus Papam!


Por supuesto, tenía que compartir con todos la alegría de este 13 de Marzo. Tenemos Papa, es argentino, es jesuíta y su nombre es Francisco.
Reconozco que temblaba de quien podía suceder a un grande y sabio como Benedicto XVI, como hace ocho años me asustaba quién podría suceder al Magno Juan Pablo II. Me tranquilizaba pensar que fuera quien fuera, para mí el Papa es el sucesor de Pedro, y la piedra sobre la que continúa edificada la Iglesia del Señor Jesús... pero además, ahora tengo que reconocer que me ha desbordado la emoción y que más que nunca tengo que gritar a los cuatro vientos, cuánto amo a mi Iglesia.

No se lo esperaban, no estaba en la lista de los “papables”, los que entraron papas, salieron cardenales. El mundo no pudo colocar a sus candidatos. Me pregunto dónde están ahora los analistas, los que tantas cábalas han realizado, los estudios y las perspectivas que en estos días lo medían todo al modo humano: estrategias de poder, el peso europeo, la inseguridad de los cardenales que cumplirían con cuotas de influencias e intereses particulares... 

Dios ha vuelto a desmontarlo todo, y la Iglesia, toda la Iglesia (porque a menudo se olvida que junto a los cardenales reunidos en el cónclave estamos todos los demás en oración... -¿cuántas Misas se celebraron estos dos días “por la elección del Papa”? Yo, dos-) ha elegido a quien nadie esperaba ni podía esperar:
  • Un Papa latinoamericano elegido por una inmensa mayoría europea.
  • Un Papa de setenta y cinco años elegido por quienes no tienen miedo a los años y por quienes no se preocupan de la duración de un papado.
  • Un Papa religioso y misionero, que viajaba en metro y alejado de todas las “intrigas curiales vaticanas” que tantos ríos de tinta han vertido.
  • Un Papa jesuíta, que vivirá sin duda el lema de "en todo, amar y servir" y buscará siempre y sólo la gloria de Dios.
  • Un Papa que se presenta vestido de sotana y sólo de sotana, sin artificios, sin adornos.
  • Un Papa que el mismo pectoral con el que entró en el cónclave, que lleva el mismo peso de la cruz de Buenos Aires a Roma.
  • Un Papa que mira de frente a su pueblo, sin miedo pero con respeto, sin orgullo pero con ilusión, sin artificios, como ofreciéndose a él.
  • Un Papa que nos pide que oremos por el Obispo emérito de Roma, por él y por el mundo.
  • Un Papa que reza sin artificios, y con las oraciones de los más sencillos.
  • Un Papa que se inclina ante Dios para rezar y pide silencio.
  • Un Papa que habla un espantoso italiano (incomprensible, por cierto, dada su ascendencia) pero al que creo que vamos a entender muy bien.
  • Un Papa que saluda a su diócesis de Roma, que preside a la Iglesia en caridad.
  • Un Papa que comienza un camino de fraternidad con todos.
  • Un Papa que nadie esperaba.
  • Un Papa que ha elegido por nombre Francisco... el del santo humilde y sencillo, el poverello que sólo quiso responder a la llamada de Cristo que le decía una y otra vez: “Francisco, reconstruye mi Iglesia, que amenaza ruina”.
  • Un Papa nuevo, el Papa, el que seguramente el mundo no hubiera elegido (y tal vez tampoco los cardenales, si lo eligieran ellos solos), el que no contaba, el que Dios ha querido.


Habemus Papam! Se llama Francisco, y a mí me ha conquistado ya.
Veremos cuánto bien traerá a la Iglesia, cuánta cruz (siempre iluminada) y cuánta gloria (la gloria de Dios es que el hombre viva)...
¡Viva el Papa! A.M.D.G.