Subscribe:

Blogroll

miércoles, 30 de octubre de 2013

Bob dejó huella

Las cartas de BP a la familia de Bob y su insignia.
No se me ha pasado mi post de este mes sobre los scouts, pero he preferido atrasarlo algunos días en esta ocasión y es que estoy impresionado al pensar que hoy hace noventa y nueve años que murió Bob.


Os lo explico. Todos los scouts hemos soñado alguna vez con haber podido ser de los chicos que participaron en 1907 en el primer campamento scout en Brownsea. Uno de ellos era Bob, se llamaba en realidad Musgrave Wroughton y conocido y tenía quince años, cuando partició en el primer campamento scout.

Cuando terminó el campamento, Baden Powell escribió una carta a su madre después del campamento, en la que le decía: “Gracias por Bob. Fue una gran ayuda para mí y como ejemplo para otros jefes de patrulla”. La carta fue encontrada dentro de su sobre original junto a lo que se considera una de las primeras insignias de los scouts. 
Realmente, Bob se hizo con los años uno de los mejores amigos de BP, y recorrió América junto a él dando charlas sobre el movimiento scout.


Pero más allá de esos recuerdos, permanece la mención que hizo de él después de su muerte, el 30 de octubre de 1914, hace hoy casi cien años a los 24 años de edad -bien joven, podemos decir-, sirviendo como Teniente en el ejercito británico durante la Primera Guerra Mundial.

Después de su muerte, BP escribió a su familia expresando su más profundo pesar: ”Me he sentido tan cerca de él como si fuera un segundo padre, estoy contento de que haya dejado su huella antes de morir“. 
Creo que esa huella es la que todos los scouts deberíamos aprender a dejar, no en la historia de los grandes, sino en el mundo de los pequeños.

0 cosas que me dicen: